Las autovías de Ibiza, problemáticas

Uno de los proyectos más importantes del Gobierno balear es la ejecución de las obras de una autovía en Ibiza. Pues bien, los vecinos no se lo van a poner fácil y los jueces, tampoco.

El Gobierno de las Islas Baleares está construyendo dos autovías en Ibiza de apenas 40 km de longitud total. Estas obras, que, a priori, parecían sencillas, se están complicando porque los vecinos están en contra de las mismas y llevan más de dos meses de protestas.

En este tiempo, ha sido detenida una veintena de personas acusadas, entre otros delitos, de resistencia a la autoridad e incluso de atentados contra las fuerzas de seguridad. La mayoría de ellos han denunciado, a su vez, a la Guardia Civil por detención ilegal.

El caso es que los vecinos no están de acuerdo con las expropiaciones realizadas por el Gobierno de las islas y protestan porque se están expropiando terrenos de unas familias de orientación política comunista, mientras que las del ex-ministro popular Abel Matutes apenas “se tocan". Además, se ha sabido que el político va a construir un campo de golf al otro lado de la autovía, con lo que recuperará en dinero el poco terreno que también se le tiene que expropiar para las obras.