Las autopistas prosiguen su recurso contra Fomento por la congelación de los peajes

Las vías concesionarias del Estado han decidido mantener su recurso ante el Tribunal Supremo contra la congelación de las tarifas que decretó el Gobierno sobre el ejercicio 2000. El Ejecutivo les había solicitado que cesaran sus reclamaciones tras el pacto para modificar los nuevos precios del sector, pero las compañías se niegan.

El posible impacto alcista en los peajes tras la sentencia del Tribunal de las Comunidades Europeas (que obliga a subir el IVA que afecta a los mismos del 7 al 16 por ciento) puede verse acompañado en breve por una nueva subida.
Las empresas concesionarias de autopistas del Estado han decidido continuar con el recurso en el que piden al Tribunal Supremo que anule el decreto de marzo de 2000. Por este decreto se paralizó la revisión de tarifas previstas para ese año, situada en el 95 por ciento del IPC de 1999 (2,9 por ciento).
El Ministerio de Fomento ha alcanzado un acuerdo con el sector para fijar un nuevo marco tarifario a partir de 2001 vinculado a la densidad de tráfico de cada vía. Si el volumen de vehículos es superior a las previsiones de la empresa, la subida de tarifas es menor; sin embargo, si no se cumplen las expectativas, la autopista puede subir algo más los peajes, con el límite de la inflación.
La contrapartida de este pacto es que las empresas retiren los recursos que habían presentado de manera individual contra una de las decisiones de Rafael Arias-Salgado, anterior titular de Fomento, que motivó el reglamento objeto de litigio.
Pese a considerar aceptable la nueva fórmula de revisión de peajes, las compañías han decidido seguir con el procedimiento legal, reclamando que se les abonen los ingresos que no han recibido desde marzo de 2000 (mes en el que se aplica la revisión anual de los peajes) hasta diciembre de ese mismo año.
Si el Supremo falla a su favor, las entidades concesionarias podrían consolidar el incremento de tarifas pendiente y elevar la base sobre la que aplicar el porcentaje de subida de este año.

Autopista sin contratar
Por otra parte, casi un 42 por ciento de la vía rápida que unirá las capitales de Valladolid y Segovia a través de la CL-601 está aún sin contratar, según ha informado la Consejería de Fomento.
Este proyecto ha sido calificado por la Junta como infraestructura de "atención prioritaria", e incluye acondicionamientos selectivos de trazado, desdoblamiento de la calzada y nuevos tramos de autovía.
La CL-601 soporta una intensidad de tráfico en torno a los 3.000 vehículos al día en la provincia de Segovia y 5.000 en Valladolid, aproximándose a los 8.000 automóviles diarios en los accesos a las respectivas capitales.
El coste total de la vía asciende a 15.300 millones de pesetas, de los que 9.027 ya han sido contratados. Tres de los catorce tramos que componen el proyecto ya se encuentran en servicio, aunque no hay una fecha prevista para su conclusión.

Los mejores vídeos