Las autoescuelas madrileñas han perdido 500 millones por la huelga de examinadores

Tras 12 jornadas de huelga, los examinadores de tráfico no han llegado a ningún acuerdo con la DGT, pero, sólo en Madrid, han conseguido que cierren cinco autoescuelas, que el sector pierda más de 500 millones de pesetas y que más de 12.000 personas no hayan podido realizar las pruebas prácticas del carné de conducir.

Los examinadores mantienen su convocatoria de huelga
Los examinadores mantienen su convocatoria de huelga

En busca de un mayor reconocimiento de su profesión, sobre todo en materia económica, los examinadores de tráfico han llevado a cabo una huelga que se ha prolongado durante 12 días. Ayer, última jornada de paros programada en julio, se ha dado a conocer el balance de estas protestas.

Según Juan González Gadea, vicepresidente de la Asociación Provincial de Auto-Escuelas de Madrid, colectivo que engloba el 90 por ciento del sector, durante este mes de julio estos paros han provocado unas pérdidas de más de 500 millones de pesetas y han ocasionado el cierre de 5 autoescuelas.

La explicación es sencilla; cada día de huelga ha dejado a unos 1.000 alumnos sin examinar, por lo que las autoescuelas no han ingresado las 10.000 pesetas de media que cobran a cada persona por acudir a las pruebas. A esta cantidad hay que sumar el descenso de clases prácticas, ya que los estudiantes anulan sus citas al saber que no van a poder examinarse.

En septiembre, podría reanudarse la huelga y el problema se agravaría considerablemente: a los 12.000 alumnos que no se han examinado en julio se sumarían aquellos que han aprobado el teórico este mes y los que hayan suspendido en meses anteriores.

Ante esta situación, la Asociación Provincial de Auto-Escuelas ha anunciado que exigirá responsabilidades a la Administración, ya que, según González Gadea, no tienen "por qué pagar las reivindicaciones de otros".