Las aseguradoras se "rebelan" contra el Supremo

Cuando el conductor en un siniestro con un solo vehículo implicado fallece, no está del todo claro si los familiares de éste deberán ser indemnizados o no. Algunos tribunales provinciales han optado por señalar a las familias como víctimas de los siniestros, por lo que deben cobrar una indemnización. Desde la patronal de las aseguradoras se afirma que esto "no es lo más correcto".

Las aseguradoras se "rebelan" contra el Supremo
Las aseguradoras se "rebelan" contra el Supremo

La patronal del sector de los seguros, Unespa, ya ha dejado clara su postura ante la sentencia del Tribunal Supremo que daba la razón a la Audiencia Provincial de Cuenca; el polémico texto, según las interpretaciones que se conocían hasta la fecha, daba a las familias de los conductores muertos en un siniestro en el que no hubiese otro implicado el derecho a cobrar una indemnización, a pesar de que el seguro contratado sólo fuera a terceros.

Según Automovilistas Europeos Asociados (AEA), la diferencia entre "víctima" y "perjudicado" es la clave para solucionar esta cuestión. AEA afirma que, cuando el conductor muere, éste es el perjudicado, pero las víctimas son sus familiares, los cuales deben ser indemnizados, en cumplimiento de la Ley sobre Responsabilidad Civil y Seguro en la Circulación de Vehículos a Motor.

El caso tratado por el Supremo resolvía a favor de la Audiencia Provincial de Cuenca, que le dio la razón a la familia de un conductor que falleció en un accidente en el que el único implicado era su vehículo. Los familiares reclamaban una indemnización, que les fue concedida por el tribunal provincial, algo que fue recurrido por la aseguradora.

Tras la sentencia del Supremo todo parecía aclarado. Sin embargo, la idea que ha sacado Unespa de este texto es muy diferente.

Según las compañías de seguros, la cobertura del seguro obligatorio deja fuera al conductor causante del accidente. Por lo tanto, cualquier interpretación que niegue esta máxima "falta a la verdad".

La Comisión Técnica de Seguros de Unespa insiste en que, cuando la modalidad de seguro contratada es a terceros, éste "cubre a todas las personas implicadas en un accidente de circulación, menos al conductor causante o culpable del accidente". En este punto se presupone que, cuando en el accidente sólo está implicado sólo un vehículo, su conductor es el responsable del siniestro, sin tener en cuenta otras circunstancias que podrían ser las causas de ese accidente.