La Unión Europea estudia aumentar sus ayudas a Santana Motor

El acuerdo alcanzado por la Junta de Andalucía y los trabajadores de Santana Motor tiene que pasar el filtro de la UE. Las primeras reacciones del Ejecutivo comunitario parecen respaldar el plan del equipo de Chaves. Bruselas podría conceder un balón de oxígeno a las cuentas de la empresa de Linares.

El futuro de Santana ya se juega a tres bandas. El plan de saneamiento ideado por la Junta de Andalucía, propietaria de la empresa, acapara las críticas del Gobierno central, pero podría recibir el espaldarazo de la Unión Europea.
El apoyo comunitario al equipo de Chaves vendría acompañado de nuevas ayudas para la compañía jienense. Desde Bruselas, se estudia autorizar parte de las ayudas públicas concedidas por la Junta a la firma automovilística.
La Comisión Europea podría hacerse cargo de parte de la ampliación del capital de Santana realizada por el Instituto de Fomento de Andalucía (FIA), que ascendió a 23,4 millones de euros (3.900 millones de pesetas).
Como contrapartida a esta ayuda, Bruselas reduciría los 42 millones de euros (siete mil millones de pesetas) solicitados desde la Junta como incentivos regionales.
Por otra parte, el consejero de Empleo de la Junta, José Antonio Viera, ha reafirmado su propósito de continuar con el plan de acción de Santana. Según este consejero, la UE financiará parte de las 612 prejubilaciones planeadas por el Gobierno andaluz.