La UE decidirá mañana si negocia un acuerdo de libre cambio con Japón

Los ministros de Comercio de la Unión Europea (UE) decidirán mañana si conceden un mandato a la Comisión Europea para iniciar negociaciones de un tratado de libre comercio (TLC) con Japón, un asunto en el que todavía hay divergencias entre los países por ciertas barreras comerciales que mantiene Tokio.

En concreto, lo que más preocupa a los Estados miembros son obstáculos comerciales que impone Japón en sectores clave como el del automóvil, y el mantenimiento de barreras no arancelarias que suelen tomar la forma de ventajas reguladoras para las empresas locales.

Las dificultades que encuentran las empresas de la Unión para acceder al mercado público nipón también suscitan dudas entre los europeos.

Fuentes comunitarias indicaron hoy que países como Francia han solicitado salvaguardas para proteger a la industria comunitaria del automóvil en caso de un eventual acuerdo, y que la Comisión haga una evaluación anual sobre los progresos de Tokio para eliminar las barreras no arancelarias.

La apertura de las negociaciones cuenta con el apoyo dado por el pleno del Parlamento Europeo el pasado 25 de octubre, aunque en esa ocasión los eurodiputados condicionaron su inicio a que las autoridades japonesas eliminen las barreras a los productos europeos.

En cualquier caso, fuentes de la presidencia chipriota de la UE y de la propia CE subrayaron las ventajas de un TLC con Japón, y se mostraron 'optimistas' sobre la posibilidad de que mañana se decida iniciar negociaciones porque 'todos quieren el acuerdo'.

Japón es el séptimo mayor socio comercial de la UE, en tanto que el bloque europeo es el tercero del país asiático.

Por otra parte, los ministros abordarán el estado de las negociaciones de un acuerdo económico y comercial con Canadá, así como con Singapur, que según fuentes comunitarias podría cerrarse antes de finales de año.

Al mismo tiempo, abordarán la posibilidades de iniciar negociaciones para liberalizar el comercio con Marruecos, Egipto, Jordania y Túnez, en respuesta a la petición del Consejo Europeo de marzo de 2011 de profundizar las relaciones comerciales y las inversiones extranjeras directas en esos países tras los acontecimientos de la 'Primavera Árabe'.

En concreto, en el caso de Marruecos, el Comité de Política Comercial de la UE ya ha recomendado iniciar las negociaciones en favor de un área de libre comercio 'profunda y global'.

Según la CE, las negociaciones con Rabat pueden empezar en los próximos dos meses.

La Comisión informará a los Estados miembros sobre el ejercicio de evaluación previa que ha realizado sobre la posibilidad de lanzar esas negociaciones, que se establecerían sobre la base de los existentes acuerdos de asociación euro-mediterráneos con esos cuatro países.

Los representantes europeos también discutirán en la comida sobre el reciente acceso de Rusia a la Organización Mundial del Comercio (OMC), y sobre las relaciones comerciales y de inversión con China.

Por parte de España, asistirá al Consejo el secretario de Estado de Comercio, Jaime García-Legaz.