La UE debate mañana una norma para proteger mejor a trabajadores radiaciones

Los ministros de Empleo y Asuntos Sociales de la Unión Europea (UE) debatirán mañana una propuesta de normativa para mejorar la protección de los trabajadores expuestos a las radiaciones electromagnéticas, una medida que afectará sobre todo al sector sanitario y al del automóvil.

Este es uno de los puntos más destacados del consejo de ministros que se celebra el 4 de octubre en Luxemburgo, en el que también está prevista la aprobación de dos textos de conclusiones sobre la movilidad de los trabajadores dentro de la Unión y la lucha contra la pobreza infantil.

Los Veintisiete esperan alcanzar una orientación general sobre la directiva para la protección ante campos electromagnéticos, lo que supondría que pasaría al siguiente paso del proceso legislativo, el voto en el Parlamento Europeo (PE).

La nueva normativa está destinada a establecer mejores condiciones de salud para los trabajadores expuestos a dichas radiaciones, como los del sector automovilístico o los que manejan dispositivos médicos como los de radioterapia o los de rayos X.

En particular, fijará condiciones para establecer controles de las radiaciones y se limite el tiempo de exposición de los trabajadores, entre otros aspectos técnicos, según explicaron fuentes diplomáticas.

La normativa también pretende adaptar la protección laboral al rápido avance tecnológico de los aparatos que emplean ondas electromagnéticas, concediendo a los organismos internacionales de expertos el poder de fijar las condiciones concretas de trabajo.

El proceso de aprobación de la directiva se ha alargado debido a su complejidad y a las reservas expresadas por algunos países como Alemania sobre su posible impacto negativo en el sector del automóvil, según las antes citadas fuentes.

Una evaluación de impacto realizada por la Comisión Europea descartó que la normativa 'pudiera tener impacto negativo en ningún sector', añadieron las mismas fuentes.

Los Veintisiete también prevén adoptar un texto de conclusiones destinado a mejorar las opciones de movilidad laboral de los trabajadores mediante el intercambio de información sobre plazas vacantes y la movilización de más recursos para Eures, la red europea de servicios de empleo.

Se espera la aprobación de otras conclusiones sobre la lucha contra la pobreza y la exclusión de los niños, en las que se destacará la importancia de invertir en políticas sociales.

Asimismo, los ministros debatirán cómo mejorar el seguimiento del llamado semestre europeo (el proceso de coordinación de las políticas económicas y sociales).

Por último, el Consejo tratará de alcanzar un acuerdo general sobre la coordinación de los sistemas de seguridad social con Turquía, Albania, Montenegro y San Marino, con objeto de facilitar el reconocimiento mutuo o el traslado de prestaciones como las pensiones.

España ya reconoce el traslado de las prestaciones sociales a terceros países, por lo que no se vería afectada por esta medida, según fuentes diplomáticas.

La delegación española que participará en el Consejo estará encabezada por el embajador permanente adjunto ante la UE, José Antonio Marco.

Los mejores vídeos