La UE, contra el impuesto de matriculación

La Comisión Europea pretende acabar con el impuesto de matriculación que grava la compra de automóviles en la mayoría de los estados de la Unión Europea para 2016. Al mismo tiempo, el órgano comunitario quiere que la contaminación que emita cada vehículo determine si debe pagar más o menos impuestos.

La UE, contra el impuesto de matriculación
La UE, contra el impuesto de matriculación

La Comisión Europea ha aprobado un proyecto de directiva por la que se suprimirá el impuesto de matriculación antes del 2016. Con ello, se pretende lograr una armonización de la fiscalidad del automóvil en el seno de la Unión. Esta propuesta ha de ser aprobada por unanimidad por los 25 miembros de la UE. En la actualidad, 16 de los 25 países europeos cuentan con este gravamen, que es de diferente cuantía según el estado que lo aplique. Así, Dinamarca cobra algo más de 15.000 euros por coche que matricula, mientras que Italia es la más “generosa" en este sentido y sólo se queda con unos 300 euros. España aplica entre un 7 y un 12 por ciento del valor del coche, según la cilindrada , por este apartado. A esta cantidad hay que sumar otro 16 por ciento en concepto de IVA. Los países que no cuentan con esta tasa son los siguientes: Alemania, Eslovaquia, Estonia, Francia, Lituania, Luxemburgo, Reino Unido, República Checa y Suecia. La directiva también quiere acabar con la doble imposición que afecta a los automovilistas que compran un coche en un estado y luego lo transfieren a otro. Hasta que desaparezca el impuesto de matriculación, se creará un mecanismo para que el consumidor recupere parte del valor del gravamen abonado cuando esto suceda.A partir de la entrada en vigor de la directiva, se aplicarán unos módulos impositivos relacionados con las emisiones de CO2 de cada vehículo. Estos se fijarán sobre el impuesto de matriculación hasta su desaparición o sobre la tasa de circulación. “Significará una diferenciación impositiva basada en el número de gramos de dióxido de carbono emitidos por kilómetro por cada automóvil"De esta manera, los todo terrenos de gran cilindrada y los deportivos pagarán bastante más que un utilitario convencional porque contaminan más. Según el comisario de Fiscalidad, Laszlo Kovacs, a finales de 2008, al menos el 25 por ciento de las tasas de matriculación y de circulación deberán estar vinculadas a las emisiones, mientras que en 2010 ese porcentaje debe alcanzar el 50 por ciento. Aquellos que piensen que la eliminación del impuesto de matriculación va a suponer una rebaja en el precio de los coches nuevos que se vayan olvidando. La propia Comisión lo deja claro: “los ingresos de los Estados miembros no se verán afectados si la eliminación gradual de los impuestos de matriculación viene acompañada por un aumento paralelo de los impuestos sobre circulación y, eventualmente de otros impuestos".

Los mejores vídeos