La tarjeta chip sustituye al bonobús, en Málaga

La Empresa Malagueña de Transportes (EMT) será la primera en Europa que implantará tarjetas de viajes con un chip recargable que se podrán utilizar con sólo aproximarla a un terminal instalado en los vehículos.

La gran diferencia de este sistema respecto a otros, tales como los que están en funcionamiento en San Sebastián y Santander, es que no es necesario introducir la tarjeta en ningún tipo de ranura, basta con acercarla al terminal.
El hecho de que el único requisito sea la aproximación de la tarjeta, que es reconocida mediante un sistema magnético, reduce el tiempo de entrada de los usuarios de dieciocho a dos segundos. Los responsables de la EMT estiman que este ahorro de tiempo repercutirá positivamente en la reducción de las esperas y colas.
Las tarjetas se pondrán a la venta y podrán ser recargadas en ochenta estancos de la ciudad. Existirán tarifas para tarjetas válidas durante una semana o durante un mes.
Este nuevo sistema permitirá también viajar con el billete tradicional, que emitirán los mismos terminales de autobuses, y convivirá durante varios meses con los bonobuses, que irán desapareciendo progresivamente.