La Sala CAI Luzán acoge una muestra de 59 dibujos de Arturo Elena, el referente nacional de la ilustración

La Sala CAI Luzán de Zaragoza acoge hasta el 25 de octubre una exposición de 59 dibujos del ilustrador aragonés, Arturo Elena, a quien el director del Servicio Cultural de Caja Inmaculada, Antonio Abad, ha calificado como 'el verdadero referente nacional en la ilustración'.

Bajo el título de 'Ilustración de moda', los visitantes podrán contemplar 59 dibujos originales realizados por este ilustrador desde 2004 hasta la actualidad por encargo de clientes, entre ellos grandes firmas de la moda.

La muestra está abierta todos los días de la semana, de 19.00 a 21.00 horas, excepto los festivos. La entrada es libre y entre las ilustraciones que pueden verse en la Sala CAI Luzán, figuran las creadas para Cosmopolitan España Moët Hennessy España, Hennessy; Audemars Piguet Norte América; y Audemars Piguet Iberia Viñas del Vero Loewe.

Arturo Elena 'es el mejor en su campo en España, un verdadero referente al que diseñadores de moda intentan imitarle sin conseguirlo o hacen otras cosas para aminorar las diferencias, pero su trabajo es inimitable', ha enfatizado Antonio Abad.

La obra de este ilustrador, natural de Santa Eulalia del Campo (Teruel), se distingue por la 'estilización y el hiperrealismo con un estilo personal en el que confluye su inspiración artística y su arduo trabajo'.

En rueda de prensa, Antonio Abad ha destacado que en el Servicio Cultural de Caja Inmaculada 'tenemos un particular cuidado con los artistas de nuestra tierra y más aún por su dedicación a un campo tan específico como este'.

El profesor de Diseño Gráfico e Ilustración de la Escuela de Artes de Zaragoza, Rafael Pueyo, ha incidido en que son dibujos originales pensados no para ser exhibidos, sino que son encargos profesionales en los que se muestran unos productos o 'incluso un estilo de vida'.

ROTULADOR

Son ilustraciones de una 'factura impecable', ha resaltado Rafael Pueyo para describir la obra de Arturo Elena de 'singular y delicadísima en su forma de representar las extremidades y envuelto en un universo chic, que conecta con las aspiraciones de autorealización de muchas mujeres y también hombres'.

En sus elogios al ilustrador ha añadido 'la frágil musicalidad con la que trabaja sin perder la armonía y además hace partícipe al espectador de un momento decisivo'.

Sobre la técnica del ilustrador, Pueyo ha explicado que el uso del rotulador le permite trabajar con la rapidez que exige su oficio y además mezclar con otras técnicas para lograr una 'minuciosa ejecución' al detallar que Arturo Elena es 'delicado, audaz, recrea texturas y tejidos' para sintetizar que 'recrea lo exuberante y lo sencillo con igual acierto'.

También ha agregado que 'vuelca valores intangibles como la elegancia y el buen gusto además de transmitir la personalidad de la marca' para la que ha creado la ilustración.

'Más que ilustraciones de moda hago escenas', ha resumido Arturo Elena su obra al explicar que su trabajo de ilustrador le exige 'no sólo ser buen dibujante, sino traducir las pautas que los clientes me dan en papel o por teléfono' por lo que 'tengo que convertirme en maquillador, escenógrafo, iluminador' y otros oficios.

Al igual que Rafael Pueyo, el ilustrador ha defendido el uso del rotulador en la ilustración y ha rebatir que sea una técnica menor para confesar que 'para mi un René Gruau --ilustrador francés de alta costura-- es igual que un Velázquez' y ha considerado que si los pintores del siglo XVIII hubieran tenido rotuladores 'hoy tendríamos más ilustraciones'.

Arturo Elena elabora su obra de 'forma manual', si bien ha estimado que 'algunos programas informáticos son de ayuda tras la realización de un boceto para corregir proporciones', pero el 'photoshop lo utilizo poco'.

El ilustrador ha concluido al apuntar que 'cualquiera que vea mi obra se da cuenta del trabajo invertido porque no son colores planos'.

OBRA DEL AUTOR

Nacido en Santa Eulalia del Campo, Teruel, en 1958, Arturo Elena es considerado uno de los mejores dibujantes de moda del mundo. Tras finalizar sus estudios de bachillerato en Toledo, Valencia y Zaragoza, comienza a trabajar a principios de los años 80 como asistente de diseño en Barcelona, diseñando colecciones de ropa para firmas como Bambú y Daniel G. Continúa su trabajo en Sevilla, y es allí donde recibe de Victorio & Lucchino su primer encargo como ilustrador de moda.

Estos mismos diseñadores le solicitan luego ilustraciones para las carpetas de prensa de su primer desfile en la Pasarela de Moda Cibeles de Madrid y para la presentación de su primer perfume.

Desde este momento abandona su trabajo como diseñador para dedicarse exclusivamente a la ilustración y comienza su colaboración con firmas como Loewe, Chanel España, Roberto Verino, Lemoniez, L'Oreal París, Carrera y Carrera, Audemars Piguet (España y América), The Extrème Collection, Tejidos Rafael Matías o Custo Barcelona, entre otras. Y fuera del circuito de la moda, Citröen, Lucky Strike, Reynolds, Drambuie, Bodegas Viñas del Vero o Moët Hennessy España (Grupo LVMH).

Sus trabajos han aparecido en revistas españolas (Elle, Telva, Mujer Hoy, Yo Dona) y de otros países como Portugal, Francia, Ucrania, Noruega, China, Taiwán, México, Colombia y Vietnam. Entre 1992 y 2009 sus ilustraciones han sido publicadas mensualmente por la revista Cosmopolitan España.

A partir de una formación autodidacta ha alcanzado una técnica personal, perfeccionista y rigurosa. Ha participado en exposiciones colectivas dedicadas a los artífices de la moda española ('Tras el espejo', en el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía) y a los ilustradores de moda ('Paper Chic', en el Círculo de Bellas Artes de Madrid, 2003).

Entre sus exposiciones individuales destaca la realizada en 2009 en el Museo del Traje de Madrid con el título de 'Arturo Elena. 25 años de ilustración'.

Paralelamente ha impartido clases como profesor de ilustración en el Instituto Europeo di Design en sus sedes de Madrid y Barcelona y en otros centros y universidades españolas.