La retirada del carné en Cataluña, a juicio

Desde el pasado 1 de diciembre, la Generalitat controla el tráfico de Cataluña. Los Mossos d'Esquadra han sustituido a la Guardia Civil, pero sus funciones se ven limitadas por problemas de burocracia, ya que algunas sentencias han establecido que sólo la DGT es competente para aplicar la retirada del carnet de conducir y otros tribunales establecen que la posibilidad sancionadora debe recaer en el Servei Catalá del Trànsit.

Los Mossos d'Esquadra regulan y controlan, desde hace más de seis meses, el tráfico de Cataluña, pero, a la hora de sancionar las faltas graves, ven cómo el tiempo se les echa encima. Hasta ahora, cuando se sanciona a un conductor con una multa económica, el Servei Català del Trànsit acapara todos los trámites, pero, cuando dicha sanción también puede acarrear la retirada del carnet de conducir, la DGT abre un nuevo expediente.
Así, de una misma falta salen dos expedientes y el proceso se alarga. Este tema ha llegado a los tribunales catalanes, donde se han dictado sentencias contradictorias.
En Girona, se estableció que la Generalitat no tiene la facultad de expedir, revisar y renovar los permisos y las licencias de conducir, ni tampoco de anularlos, intervenirlos, revocarlos o suspenderlos a consecuencia de expedientes de sanción o en vía cautelar y, por tanto, se podía estar ante un problema de anticonstitucionalidad, ya que el conductor es juzgado dos veces por el mismo delito.
Un conductor sancionado con la retirada del carné de conducir demandó en Lleida a la DGT. En esta ocasión, los tribunales decidieron que la Generalitat era competente para dictar la sanción y Tráfico sólo debía ejecutarla.
Este laberinto legal parece ralentizar precisamente las sanciones más graves, ya que, según el director del Servei Català del Trànsit, Joan Delort, "si, después de que la Generalitat cierra el proceso, la DGT inicia un nuevo trámite, la sanción supera el plazo límite de los seis meses".
Según Delort, quien afirma no estar "peleado con la DGT", el Servei Català del Trànsit "tendría que actuar como Tráfico lo hace en otras provincias donde es competente". Así, "en un mismo expediente se recogería todo el proceso".
"Entendemos que no hay que hacer una modificación legal, sólo es necesario que Tráfico lo admita, pero la DGT parece opinar que, si ha ido bien en otros sitios, por qué vamos a cambiar esta actuación", indica Delort.
Por su parte, la DGT, que no entra a valorar las sentencias, destaca que, al igual que ocurre en el País Vasco, la otra comunidad a la que se ha transferido estas competencias, Tráfico tramita desde el principio todas aquellas sanciones que puedan implicar la retirada del carné.

Los mejores vídeos