La reestructuración de las empresas públicas de Cultura ha supuesto un ahorro de 2,6 millones, un 30,5%

Serna anuncia que no se prevén nuevos 'ajustes' de personal en un 'futuro próximo'

La reestructuración de las empresas públicas del ámbito de la Cultura ha supuesto un ahorro de 2,6 millones, pasando de los 8,6 millones dedicados a este capítulo en los Presupuestos Generales de Cantabria de este año a los seis millones de 2013, un 30,5% menos.

En concreto, la Consejería de Educación, Cultura y Deportes ha conseguido este ahorro mediante la absorción por parte de la Sociedad Regional de Cultura y Deporte (SRCD) de la Sociedad Regional Palacio de Festivales y la Sociedad Gestora Año Jubilar Lebaniego.

El equipo directivo ha pasado de ocho a tres personas (el director general de la SRCD, Víctor González, el director de Relaciones Institucionales, Alfonso del Amo, y la directora de Recursos Humanos, Cynthia Andrés), lo que ha supuesto un ahorro de 300.000 euros (58,6%), fruto de la diferencia entre el medio millón de euros que se abonaba a los primeros y los 205.000 que cobran los tres últimos. Además, tienen contratos de alta dirección, lo que supone que no se 'perpetuarán en el tiempo' y no cobrarán indemnizaciones al dejar el puesto.

Por su parte, la plantilla inicial de las sociedades en su conjunto ascendía a 150 empleados, y se ha despedido a 44, lo que ha producido un ahorro de 1,4 millones. El coste de los despidos ha ascendido a 500.000 euros en indemnizaciones, que fueron amortizados a partir del cuarto mes.

En este sentido, el consejero de Educación, Cultura y Deporte, Miguel Ángel Serna, que ha presentado estos datos en rueda de prensa acompañado de los directivos de su departamento, ha anunciado que no se prevén nuevos 'ajustes' de personal en un 'futuro próximo'.

La reestructuración también ha supuesto que la SRCD se ha concentrado en una única sede, con lo que se han cerrado y ahorrado el alquiler de dos oficinas, una en la calle San Fernando y otra en Miguel Artigas, ambas en Santander, y de una plaza de garaje, también en la capital. Asimismo se subastó un todoterreno Nissan Paiffander, un 'lujo' del anterior director del Año Jubilar, por el que se han ingresado 21.111 euros.

La contención y disminución de los gastos generales improductivos se ha situado en 2,1 millones, y la Sociedad Regional resultante ahora coordina y es responsable de la actividad de 20 centros con más de 700.000 visitantes anuales.

Estos centros son el Palacio de Festivales de Cantabria, la Filmoteca Regional, la Biblioteca Central, Archivo Histórico, Museo de Prehistoria y Arqueología, Casa de Cultura de Torrelavega, Palacio y Capilla de Sobrellano, Torre del Infantado, Centro de Estudios Lebaniegos, Julióbriga, Arquositio Cántabro (Rebolledo), Centro de Interpretación del Románico, Torre de Pero Niño, Casona de Tudanca, Casa del Águila y la Parra, Red de Cuevas Prehistóricas, Museo Marítimo del Cantábrico, Museo Etnográfico de Camargo y Museo de Carrejo.

El consejero, junto con Solanas y González, ha presentado el balance de un año 'largo y difícil', según Serna, que es fruto del decreto del presidente, Ignacio Diego, de reforma del sector público autonómico, y que se ha traducido en esta reestructuración en su departamento, por la que ha felicitado a sus responsables, a quienes ha agradecido su 'profesionalidad, exquisita delicadeza y ajuste a la normativa legal' con las que han hecho frente al 'enmarañando' sistema de organización anterior.

'Me siento orgulloso por la labor realizada', ha reiterado, y ha destacado su 'confianza plena' en un equipo con una competencia en la gestión 'difícilmente alcanzable', ha alabado.

En este sentido, también se ha referido a las 'críticas injustas' que éstos han recibido por su labor, 'en ocasiones ingrata', pero ha afirmado que tienen el reconocimiento del Ejecutivo y de 'toda la sociedad, que entiende que en este momento el entramado de empresas públicas no puede ser una carga para las cuentas del Gobierno sino un motor de impulso a la actividad y generación de bienestar'. Así, ha subrayado que la actual SRCD está 'en las mejores manos'.

PERSONAL

Por su parte, el director general de Cultura, Joaquín Solanas, ha señalado que, con una organización 'más acorde' con los tiempos, se ha conseguido mantener la actividad y 'mejorarla en algunos casos'.

Así, ha detallado que los objetivos de la reestructuración han sido una organización 'rigurosa', eliminando lo 'ineficaz'; el 'respeto' al dinero de los contribuyentes, conteniendo gastos 'insostenibles y desproporcionados'; la búsqueda de un método 'más ágil y barato' en las distintas sociedades; y mantener y mejorar los servicios prestados.

Al respecto, Solanas ha señalado que en otras comunidades ha sido 'fácil' porque han recortado servicios, mientras que en Cantabria 'prácticamente no ha habido'. Sí ha reconocido que 'lo más doloroso e ingrato' ha sido el 'reajuste' de personal, que ha supuesto un ahorro de 1,4 millones.

A preguntas de la prensa, la directora de Recursos Humanos de la SRCD ha informado que no se ha producido ninguna contratación nueva y que, de los 44 despidos, hay pendientes tres sentencias aunque todas por el momento han sido favorables a la Sociedad Regional, excepto una 'inicial' del coordinador de la Biblioteca, en la que el Gobierno 'quizá no supo plasmar la motivación real del puesto'.

Se han cerrado todos los despidos aunque tres personas han reclamado ante el Tribunal Superior de Justicia de Cantabria (TSJC). Ya hay una sentencia favorable a la SRCD y se espera que el resto vayan 'en el mismo sentido'.

Respecto a la situación de la Sociedad Año Jubilar Lebaniego, contaba con un equipo directivo de tres personas en Santander y otras tres en el Centro de Estudios Lebaniegos de Potes. Estas últimas han pasado a depender de la SRCD y se han amortizado los puestos de Santander.