La red telefónica salvará vidas en carretera

La utilización de la red telefónica ya no es tabú en la industria del automóvil. La UE ha decidido promover finalmente la aplicación de un sistema inteligente de llamadas de emergencia en los nuevos vehículos para auxiliar más rápidamente a los heridos en caso de accidente. Además, una empresa belga estudia ya controlar el tráfico a través del uso de teléfonos móviles.

Menos del 1 por ciento de los accidentes son causados por la niebla
Menos del 1 por ciento de los accidentes son causados por la niebla

El sistema inteligente E-Call acabará imponiéndose en el sector automovilístico europeo, tal y como informa hoy el Real Automóvil Club de Cataluña (RACC). Tras muchos estudios e informes favorables, al final la Comisión Europea (CE) ha decidido ceder a las peticiones de las principales asociaciones de automovilistas y promoverá la aplicación de este mecanismo de llamadas de emergencia en todos los vehículos nuevos. Este dispositivo se activa después de un accidente y permite una más rápida atención a los heridos.Para el RACC, esta iniciativa es imprescindible. Según sus primeros cálculos, el 66 por ciento de los muertos en accidente de tráfico se produce en los primeros 20 minutos tras el choque, “lo que demuestra que una atención de emergencia correcta podría reducir el número de fallecidos en un 11 por ciento y los discapacitados en un 12 por ciento".Su funcionamiento es muy sencillo: se trata de un dispositivo incorporado al coche que emite, nada más producirse una colisión, un aviso localizable por el servicio de urgencia 112, sea cual sea el país de la UE donde se encuentre el siniestro. El dispositivo facilita información relevante sobre la colisión, especialmente el punto exacto donde se ha producido.Con su implantación, según afirma el RACC, es posible acortar el tiempo de respuesta de los servicios de emergencia y desplazar los recursos necesarios en cada accidente, dependiendo en cada caso de su gravedad. Y es que con este sistema se activan tanto los recursos públicos como los privados.El anuncio de la Comisión Europea se enmarca dentro de un nuevo programa comunitario que pretende reducir en un 50 por ciento el número de muertes en carretera hasta el año 2010. Su objetivo ahora es implantar el sistema E-Call en el menor plazo de tiempo posible en todos los vehículos que se comercialicen en el Viejo Continente. A este acuerdo han llegado el máximo órgano de gobierno de la UE, el organismo que desarrolla la aplicación de elementos telemáticos en los vehículos (ERTICO) y la Asociación Europea de Constructores de Automóviles (ACEA), en la que se engloban hasta 13 fabricantes del continente.El uso de nuevas tecnologías en los coches no sólo permitirá reducir en un futuro el número de muertos en carretera, sino que, además, podría ayudar a controlar el tráfico, tal y como asegura la empresa belga de telecomunicaciones Proximus. Esta compañía, junto al Gobierno regional de Flandes y la sociedad británica Itis, ha firmado un acuerdo para llevar este proyecto a la práctica. El sistema utiliza una nueva tecnología, utilizada en Bélgica por primera vez, que busca determinar la posible utilidad de las redes de móviles en la gestión del tráfico a través de la posición de los aparatos en los vehículos en movimiento.En este sentido, Itis recibirá de Proximus el número de móviles conectados a cada estación base para poder determinar la velocidad de desplazamiento de cada teléfono celular entre una antena y la siguiente. “Cuando llamas por teléfono utilizas una antena, y cuando vas en el coche se utilizan varias antenas, ya que una vez que sales de la zona de cobertura de una, te conectas a otra", ha explicado un portavoz de Proximus.La empresa británica analizará posteriormente los datos que reciba de Proximus con un software que ha desarrollado especialmente para este tipo de investigaciones. De este modo, aseguran que podrán medir entre otras cosas el flujo de tráfico de vehículos, “porque una mayor velocidad de desplazamiento indica que una ruta está despejada, mientras que una menor rapidez señala que hay embotellamiento". Eso sí, Proximus garantiza que, “en ningún momento", Itis recibirá el número de teléfono o el nombre del conductor. Serán anónimos"

Los mejores vídeos