La Rambla, cortada en verano por obras en el metro

Una de las principales vías de la capital catalana, la Rambla, va a permanecer cerrada al menos dos meses en verano por culpa de las obras de mejora que se van a realizar en el metro.

Las estaciones de metro de Barcelona tienen que cumplir antes del 31 de diciembre de 2006 una ley fijada por la Generalitat que las obliga a adaptarse a la personas con discapacidad.

Pues bien, una de las líneas de metro más antiguas de la ciudad, la línea 3, tiene que adaptar casi todas sus estaciones a personas con discapacidad –bien rampas, bien ascensores-. Una de sus estaciones, la de Liceu, ubicada en la Rambla tiene que ser adaptada y va a provocar el corte de esta vía durante, al menos, dos meses. El Ayuntamiento de la Ciudad Condal ha previsto los cortes en el lado Llobregat entre las calles Hospitalet y Unió sentido subida. El itinerario alternativo obligará a que los conductores tomen la calle Hospital hasta la rambla del Raval; para llegar de nuevo a la Rambla, se pueden utilizar la vía Unió o la Nou de la Rambla. Pero estos cortes no serán los únicos que sufrirán los barceloneses. En 2006, le tocará al sentido contrario y también, previsiblemente, durante los meses de verano. En esta ocasión, las obras que se realizarán en el metropolitano se destinarán a ampliar los vestíbulos.

En Barcelona hay 121 estaciones de metro, de ellas sólo 41 están adaptadas a personas con discapacidades físicas; otras 44 ya están en marcha y el resto, 36, se encuentran adjudicadas para su realización o bien en fase de estudio. Sea como fuere, el 31 de diciembre del año próximo deberían estar todas adaptadas. Es de suponer que los cortes de tráfico en la Ciudad Condal serán por tanto frecuentes a partir de ahora.

En Madrid, las obras de ampliación de algunas líneas del metro también están provocando problemas de tráfico en las inmediaciones de las mismas. En la mayoría de los casos los carriles disponibles en las vías afectadas se reducen a uno.