La producción de coches, a ritmo de récord

La industria española del automóvil se mantiene como la tercera más poderosa de Europa, sólo por detrás de Francia y Alemania. Nuestras plantas cerrarán el año con casi 3,03 millones de coches fabricados, lo que supone un ligero crecimiento respecto a los buenos datos de 2003.

Ford despedirá a 1.700 trabajadores en Alemania
Ford despedirá a 1.700 trabajadores en Alemania

Por tercera vez en la historia, España cerrará el año con más de 3 millones de vehículos fabricados en sus plantas. Según todas las previsiones, nuestra industria rozará finalmente su récord de producción, establecido en 3,032 millones de coches en el año 2000. El balance de este ejercicio, por tanto, no puede ser más positivo, teniendo en cuenta las dificultades con las que se ha encontrado el sector europeo.Tras un comienzo de año titubeante, la manufactura española de automóviles registrará en 2004 un crecimiento de aproximadamente un 1,7 por ciento,respecto a los datos del ejercicio anterior. En 2003, nuestra industria ya se quedó a las puertas del récord de fabricación. La fuerte subida de las matriculaciones en los últimos meses de año (cuando se ha registrado un incremento medio de más del 9 por ciento) ha posibilitado esta cifra final.La industria española se mantendrá así un año más como la tercera más poderosa de Europa, a pesar de que sus dos principales clientes (Francia y Alemania) han acabado el ejercicio con una preocupante ralentización de ventas. Hay que tener en cuenta que las 16 fábricas de automóviles instaladas en nuestro país exportan el 80 por ciento de su producción.Este carácter exportador de nuestras plantas es, precisamente, lo que permite declarar un balance de final de año muy positivo. “Si tenemos en cuenta que las economías europeas más fuertes están estancadas, podemos asegurar que ha sido un gran ejercicio. De hecho, hemos mejorado nuestra producción pese a la crisis del sector en Europa", concluye Luis Valero, secretario general de Anfac, la asociación española de fabricantes.La industria española ha sido capaz de hacer frente a los problemas de sobrecapacidad de producción de las principales marcas y a sus anuncios de reestructuración. Nuestros concesionarios han batido también el récord histórico de matriculaciones, al vender 1,5 millones de unidades en 2004.Por plantas, la factoría de Mercedes en Vitoria (País Vasco) ha sido la gran triunfadora del año, con un incremento de la producción del 36,7 por ciento y un récord de 92.000 vehículos fabricados. La buena acogida que ha dispensado el mercado a los nuevos modelos Vito y Viano le ha permitido obtener estos resultados. Pero 2004 también ha sido un gran año para las plantas de Nissan en Barcelona y de Ford en Almussafes (Valencia), que también superarán su antiguo récord de producción. Esta última, además, se ha quedado a las puertas de convertirse en la factoría española con más volumen de fabricación, un título que finalmente vuelven a ostentar las instalaciones de PSA Peugeot Citroën en Vigo (458.000 unidades).La factoría de Ford en Almussafes, que acaba de iniciar el montaje de la nueva generación del modelo Focus, se ha beneficiado este año del cambio de planes que la marca del óvalo ha realizado en Saarlouis (Alemania), la otra fábrica que monta este coche. Esta factoría ha tenido que concentrarse en la producción del monovolumen C-Max, que ha superado todas las previsiones de ventas.Por el contrario, la fábrica que Opel tiene en Figueruelas (Zaragoza) ha perdido un 7,8 por ciento del total de su producción, siguiendo con la tónica general del resto de las plantas del grupo General Motors en Europa. En una situación similar se encuentran las factorías de PSA Peugeot Citroën en Madrid y en Vigo, que también han retrocedido a la espera de recibir nuevos modelos.