La plantilla de Cromoduro (Bilbao) protesta contra el cierre y el despido de sus 164 trabajadores

Los trabajadores de la empresa bilbaína Cromoduro iniciarán el próximo lunes movilizaciones como protesta por 'el cierre de la entidad', actualmente en 'proceso de liquidación'. Según Comisiones Obreras, 'la clausura significaría el despido de sus 164 trabajadores, 130 de los cuales trabajan en la central situada en la capital vizcaína y otros 34 en Barcelona'.

La movilización, según se ha informado en nota de prensa, tendrá lugar el lunes, entre las 13.00 y las 15.00 horas, frente a las instalaciones de la empresa ubicada en Ribera de Zorrozaurre.

'Mediante esta protesta, la plantilla mostrará su total rechazo al cierre y exigirá fórmulas que garanticen la supervivencia de una empresa histórica, fundada en 1952. De entre los 130 trabajadores que irían a la calle en Bilbao, una docena son mayores de 55 años que tendrían casi imposible su reinserción en el mercado laboral', ha indicado el sindicato.

Según se ha informado desde la Federación de Industria de CC.OO. de Euskadi, la empresa ha llegado al punto crítico actual después de travesar varios expedientes de regulación de empleo desde diciembre de 2008. Como resultado de ello, 'la plantilla ha agotado ya entre 8 y 12 meses de su periodo de percepción del desempleo. Sumado ese problema a la precaria situación del empleo, el despido significaría una debacle laboral y económica de duración indefinida para 130 familias de Bizkaia y otras 30 de Barcelona'.

Cromoduro se dedica a la fabricación de piezas de metal y plástico para el sector del automóvil y, 'al bache de ventas que viene sufriendo desde que comenzó la crisis, se suma la deslocalización de parte de la producción a Marruecos hace dos años'.

'Haciendo un esfuerzo económico importante, los trabajadores de Cromoduro aceptaron los ERE propuestos por la dirección como medida transitoria para salvar a la empresa durante el descenso de la cartera de pedidos. Sin embargo, ahora se encuentran con una amenaza de cierre de la empresa y en riesgo de acabar en la calle', ha manifestado.

La Federación de Industria de CC.OO. de Euskadi denuncia que, 'una vez más, vuelven a ser los trabajadores los que pagan una situación de crisis que no han generado'.

'Este conflicto en Cromoduro vuelve a revelar el verdadero rostro de una patronal que deslocaliza, recorta y despide a trabajadores y, lejos de quedar satisfecha, en otros foros sigue promoviendo reformas que limiten derechos y empeoren las condiciones de trabajo', ha indicado.