La planta viguesa de Citroën retoma la normalidad tras las paradas del fin de semana por problemas de un proveedor

La planta viguesa de PSA Peugeot Citroën ha retomado este lunes la normalidad después de tener que parar varios turnos durante el fin de semana debido a problemas de suministro de tornillos de uno de sus proveedores.

Según han confirmado a Europa Press fuentes sindicales, la factoría ha iniciado este lunes a las 6.00 horas la jornada laboral con normalidad, después de tener que parar la actividad en los turnos de noche del viernes, sábado y domingo, así como las veladas programadas para el sábado de mañana --todos turnos de la línea M1, que monta las furgonetas--.

Las mismas fuentes han estimado que esos días de parada en la fábrica viguesa han supuesto que se dejaran de fabricar unos 1.200 coches.