La planta de Palencia es la más eficiente de Europa para Renault

La planta española de Renault en Palencia es la más eficiente del fabricante francés de automóviles en Europa, según el director general de la compañía, Carlos Tavares, que por ahora no prevé supresiones de empleo ni cierre de factorías en el Viejo Continente, aunque augura que la crisis del sector va a continuar.

Tavares, en una entrevista al semanario económico 'La Tribune' publicada hoy, indicó que en la alianza Renault-Nissan, la fábrica de sus socios japoneses en Sunderland, en el Reino Unido, es para ellos la que ofrece los mejores resultados en Europa.

Preguntado sobre si se puede seguir fabricando en Francia -el país de origen de Renault-, el director general respondió que 'no hay razón a priori para ser menos eficiente en Francia que en España', y añadió que se tiene que mejorar la competitividad.

En cuanto a posibles reestructuraciones o cierres de plantas en Europa, señaló que no se contempla por ahora, ya que aunque 'la situación es difícil' se está gestionando con paros parciales.

'Pero el temporal en Europa corre el riesgo de durar', puntualizó el 'número dos' de Renault, que destacó que la empresa 'es capaz de sobrevivir gracias a (su crecimiento rentable) fuera de Europa'.

Los tres puntos fuertes del grupo -indicó- son la gama de coches de bajo coste de su marca Dacia (Logan, Sandero, Lodgy, Duster y Dokker) de los que se esperan vender 'cerca de un millón' de unidades este año con rentabilidades 'netamente superiores al 6 %', la internacionalización y el reparto de costos con los socios de Nissan.

Sobre esa internacionalización, Tavares recordó que mientras en 1999 Renault vendía el 11 % de sus vehículos fuera del Viejo Continente, el año próximo se superará el 50 %.

De hecho, preguntado sobre los mercados más prometedores, aludió en primer lugar a 'Latinoamérica con Brasil', un país donde la cuota de mercado del fabricante es del 7 % y su objetivo es subir al 10 % 'a medio plazo'.

Dijo que están 'muy satisfechos' de los resultados en Brasil, Argentina, Colombia, México y Rusia, que en India esperan pasar de los 1.500 automóviles vendidos en 2011 a más de 20.000 este año, y que en China 'si todo va bien, empezaremos a producir en 2016'.