La planta alavesa de Mercedes “reflexionará” en agosto

El conflicto en la factoría de Vitoria de Mercedes-Benz continúa. Aunque el comité de empresa ha anunciado que los paros de todos los martes se van a suspender durante agosto, prevén que continúen tras el periodo estival.

El Comité de empresa va a realizar un referéndum en septiembre entre la plantilla, con el fin de saber si están de acuerdo con seguir las movilizaciones. Los sindicatos y la dirección de la factoría están negociando el convenio colectivo, pero no llegan a un acuerdo en aspectos monetarios y de flexibilización de horarios.

En la quinta jornada de huelga, celebrada ayer martes, los trabajadores organizaron una caravana de coches para protestar por las condiciones en que la empresa pretende llevar a cabo la negociación del convenio colectivo. Esta planta monta en exclusiva mundial el nuevo Viano (en la imagen). Además, ensambla la furgoneta Vaneo y la Clase V. Cada día de paro ha supuesto una pérdida en la producción de 450 unidades de estos modelos.

La sección de Metal, Construcción y Afines de UGT –sindicato mayoritario en la planta- ha pedido, por un lado, responsabilidad a todas las partes y, por otro, que se realicen “los esfuerzos necesarios para mantener la negociación del convenio colectivo en los márgenes del diálogo". UGT ha reclamado que la dirección ponga encima de la mesa “de forma inmediata" una nueva propuesta de negociación, ya que el documento que hay en la actualidad ha sido considerado “insuficiente".

Por otra parte, la dirección de DaimlerChrysler (DC) en Alemania ha advertido a la factoría alavesa acerca de las dificultades de su futuro. Si no se arreglan los conflictos y la producción vuelve a sus cauces –se han perdido unas 450 unidades cada día de paro-, la casa matriz trasladará la producción a Alemania. El grupo automovilístico DC, en comunicado oficial, se ha mostrado “muy preocupado" por la situación, aunque confía en que la fábrica cumpla con los plazos de producción fijados, para apoyar el lanzamiento de la nueva versión del modelo Vito y el nuevo Viano en otoño próximo.

En un comunicado difundido por la filial española de Mercedes-Benz se afirma que “la gravedad de la situación requiere que las conversaciones no queden aparcadas hasta septiembre". Estas declaraciones se producen al tiempo que los sindicatos han anunciado que dejarán a los trabajadores que reflexionen durante agosto, para que en agosto se decida si seguir o no con las movilizaciones.