La OPEP no abre más el grifo

Los ministros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) ha decidido mantener su producción diaria de 24,2 millones de barriles.

Esta decisión, tomada en una reunión oficiosa en un hotel de Viena (Austria), será valida hasta el próximo 3 de julio, fecha en la que se ha de celebrar una nueva conferencia para estudiar como compensar la suspensión de exportaciones de crudo por parte de Irak.
La OPEP tiene previsto en la reunión del próximo mes evaluar si ha de aumentar la oferta para no provocar escasez en el mercado y satisfacer así la demanda antes de la temporada invernal.
Sobre este respecto se ha pronunciado el ministro saudí de Petróleo, Ali an-Nuaimi, que ha indicado que la decisión del Gobierno iraquí de suspender sus exportaciones de crudo no va a suponer ningún riesgo para el mercado.
La medida iraquí, tomada en el día de ayer, supone restar al mercado 2,8 millones de barriles diarios. El ejecutivo iraquí ha tomado esta decisión en protesta por la ampliación únicamente de un mes del programa "Petróleo por Alimentos". El gobierno que dirige Sadam Hussein pretendía que se prorrogase seis meses más.
Por otra parte, la Comisión Europea ha solicitado a los países miembros del cártel que asuman su "responsabilidad" para mantener o hacer bajar los precios y para ello "adopten las medidas necesarias".

Los mejores vídeos