La Opep duda si aumentar o no la producción

El precio del barril de crudo sigue por encima de los 27 dólares, mientras que los países de la Opep juegan con el mercado global anunciando ora aumentos ora descensos en la producción de crudo.

Los miembros de la Opep están divididos. Mientras Arabia Saudí, Nigeria y Argelia abogan por un aumento en la producción del cártel, otros países como Qtar, Venezuela, Irán, Indonesia y Kuwait quieren que la producción se mantenga como hasta ahora para mantener alto el precio del barril de crudo. Todo son especulaciones y no se sabrá nada seguro hasta el 19 de septiembre, momento en que se reunirá la Organización de Países Petroleros (Opep) en Osaka (Japón) para decidir el aumento o no de las cuotas de producción para el cuarto trimestre del año.

Mientras, las continuas declaraciones más o menos oficiales de unos y otros hacen tambalearse el mercado de oro negro a lo largo y ancho del globo. El barril de crudo de referencia en Londres, el Brent, subió ayer 0,55 dólares y se situó en los 27,50 dólares. En Estados Unidos, el barril de referencia, el West o de Texas, también aumentó su precio. En esta ocasión fueron 0,58 dólares, finalmente se quedó con un valor de 28,92 dólares.

Las dos facciones en las que ahora se encuentra dividida la Opep harán alcanzar el acuerdo sea una tarea ardua, a pesar de que la cantidad de aumento de la que se está hablando sea bastante limitada: entre 500.000 y 800.000 barriles.

Cada uno de los países que se alinean a una u otra opción tienen sus propias razones para hacerlo. Por ejemplo, Argelia y Nigeria necesitan un aumento de la producción para pagar su deuda externa, mientras que los otros países, Qtar, Venezuela, Kuwait o Indonesia, por ejemplo, disponen de cuentas mucho más saneadas que nos les obligan a aumentar la producción para ganar más.