La Opep, dispuesta a recortar sus extracciones

Hace exactamente tres semanas que los países de la Opep pusieron en marcha un recorte de la producción de 1,5 millones de barriles de crudo diario. Ahora se plantean ejecutar otro.

Desde que la Opep aprobó el recorte a mediados de enero, el precio del petróleo ha subido notablemente, aunque no ha llegado a los precios récord que marcaba en diciembre. Esta tendencia al alza se acentuó cuando la reducción de 1,5 millones de barriles diarios entró en vigor el día 1 de febrero.
Ayer, el barril cerró en Nueva York a casi 30 dólares, mientras que en Londres cotiza un poco por debajo de los 28. Son precios altos para lo que desearían los ministros de Economía y Energía de Occidente. Pero la Opep quiere que sigan subiendo o, al menos, se mantengan así.
Sus expertos han previsto una caída del consumo con la primavera, lo que haría bajar la demanda y con ella los precios. La Agencia Internacional de la Energía ha confirmado estas previsiones.
Ante este panorama, la mejor solución que ven es recortar la oferta para que se mantengan los precios. Ayer, el precio medio del petróleo Opep se situó en 25,28 dólares por barril, dentro de la

Untitled Document

banda de control