La nueva Ley de Tráfico, en la línea de salida

Todos los grupos políticos aprobaron ayer el nuevo texto que reformará la actual Ley de Tráfico. Las amenazas de movilizaciones por parte de algunos sectores de transportistas no han podido parar este documento, que recoge, entre otras novedades, la retirada del carné de conducir si cometemos tres faltas muy graves en menos de dos años y la obligación de llevar prendas reflectantes cuando detenemos el coche por una avería.

La reforma de la Ley de Tráfico sigue adelante: ayer, todos los grupos políticos dieron el visto bueno a su nuevo texto, que ahora deberá ser ratificado por el Senado. Parte del contenido de este documento ya se había ido desvelando en los últimos meses y no contaba con el respaldo de algunos sectores de transportistas, que amenazaron con bloquear las carreteras si no se variaba su contenido.

Concretamente, este colectivo denunciaba que incluir como falta "muy grave" conducir más de 13 horas al día o superar las ocho horas sin parar era una "discriminación", más teniendo en cuenta que, con el nuevo texto, si se cometen tres de estas infracciones en menos de dos años se retirará el carné de conducir.

Con los triángulos, no basta
A partir de octubre, cuando previsiblemente la Cámara Alta dé luz verde a la reforma, no bastará con llevar los triángulos de señalización en el coche. Entre las novedades acordadas ayer, se encuentra la obligación de que los conductores se pongan elementos reflectantes, como por ejemplo chalecos, cuando salgan de su vehículo en una carretera.

Con esta medida, según ha declarado el PSOE, se pretende reducir el número de atropellos en vías mal iluminadas, ya que la DGT ha contabilizado 199 fallecimientos por esta causa durante el año pasado.

Además, los conductores tampoco podrán hablar por teléfono móvil mientras conducen (a no ser que éste tenga instalado un sistema de manos libres) y la Policía podrá inmovilizar los vehículos, si superan los niveles de ruido, gases y humos permitidos.

El texto tampoco se olvida de los menores: según lo acordado, los menores de 12 años ya no podrán ir de "paquete" en las motos y sólo podrán ir sentados en los asientos delanteros del vehículo cuando utilicen dispositivos homologados.

Con tres faltas "muy graves" se retirará el permiso de conducir
Entre el pliego de medidas presentadas, también se ratificó la retirada del permiso de conducir por la acumulación de tres faltas muy graves en un periodo de dos años, aunque los infractores podrán recuperarlo si pasan por un curso de reciclaje en un centro acreditado.

Durante meses, esta medida ha dividido a los grupos políticos, que han debatido sobre qué debe considerarse como falta "muy grave". El punto de mayor discusión fue el de los límites de velocidad, ya que el nuevo texto endurece las penas por abusar del acelerador.

Así, entre las infracciones más castigadas figuran: superar en 30 km/h el límite permitido en ciudad o conducir a más de 180 km/h en autopista o autovía; circular bajo los efectos del alcohol o las drogas y negarse a someterse al test de alcoholemia; la conducción temeraria; la ocupación excesiva del vehículo (superar en un 50 por ciento el número de plazas autorizadas, excluida la del conductor); circular en sentido contrario; las competiciones y carreras no autorizadas entre vehículos; y exceder en más de un 50 por ciento los tiempos de conducción permitidos en el ámbito profesional.