La nieve y el hielo complican el tráfico en la mayoría de las carreteras españolas

El temporal de nieve que ha sufrido nuestro país a lo largo del fin de semana ha complicado los desplazamientos que se producen en estas fechas. El uso de cadenas fue necesario en 20 puertos de montaña y 7 Comunidades Autónomas permanecen en alerta. Además, el mal tiempo fue responsable de la mayoría de los siniestros registrados.

La nieve y el hielo complican el tráfico en la mayoría de las carreteras españolas
La nieve y el hielo complican el tráfico en la mayoría de las carreteras españolas

La aparición de la nieve en toda España ha provocado que Protección Civil mantenga la situación de alerta (que, a lo largo del fin de semana se ha establecido en varias autonomías) en las Comunidades Autónomas de Valencia, Murcia, Castilla y León, Castilla-La Mancha, Aragón, Andalucía y Canarias, así como en la ciudad de Melilla.

Además, tres puertos de montaña estuvieron cerrados al tráfico y el uso de cadenas fue necesario en otros 20, ya que la nieve y el hielo, junto a la niebla y la lluvia, dificultaron el tráfico en muchos puntos de las carreteras españolas. Este fue el caso de la A-3 (Madrid-Valencia) que tuvo que ser cortada en ambos sentidos durante varias horas a la altura de la localidad valenciana de Villagordo del Cabriel.

En Asturias, la presencia de nieve obligó al uso de cadenas en seis puertos de la red regional. El mismo fenómeno dificultó la circulación en la N-VI (carretera de A Coruña) en el municipio segoviano de Villacastín, así como en la N-234 a su paso por la provincia de Teruel y en las localidades conquenses de Arcas y Villalba de la Sierra.

Colapsos en las vías de las principales ciudades españolas
A pesar de que los responsables de la Consejería de Interior incrementaron en un 25 por ciento la plantilla de agentes de los Mossos d'Esquadra que han patrullado este fin de semana las carreteras catalanas, no se han podido evitar las retenciones. En Barcelona, la niebla causó una caravana de 10 km en las localidades de Tona y Vic, mientras que en Gerona, el municipio de Viladrau presentaba ayer doce kilómetros de atasco.

Lo mismo ocurrió en Madrid, cuyas carreteras comenzaron a colapsarse el viernes por la tarde con motivo de los desplazamientos navideños. La situación se complicó ayer, pues la nieve provocó 20 accidentes de tráfico, en los que hubo 16 personas heridas y una fallecida.

El mal tiempo hizo que la Dirección General de Protección Ciudadana se viera obligada a elevar en un grado el Plan de Inclemencias Invernales en Madrid, que pasó del nivel cero al uno, donde los ayuntamientos pierden la competencia sobre la coordinación de los efectivos que luchan contra la nevada y el mando pasa a la Comunidad. Así, la Dirección General de Carreteras puso en máxima alerta a sus 18 máquinas quitanieves y extendió por las vías regionales 1.300 toneladas de sal.

En la capital, el Ayuntamiento puso en marcha el Plan Nevada, un dispositivo compuesto por más de 4.000 operarios de limpieza que disponen de 9.000 kilos de sal y 200 máquinas provistas de cuchillas limpiadoras.

Por su parte, el Servicio de Limpieza Urgente (Selur) del Consistorio esparció ayer por las calles de Madrid 200 toneladas de sal en más de 150 intervenciones, con el fin de disolver las placas de hielo y retirar la nieve acumulada.

A pesar de la fuerte nevada, las principales carreteras de la región no quedaron bloqueadas, aunque el uso de cadenas fue necesario en todos los puertos de montaña, a excepción del de Somosierra.

El temporal deja 47 muertos en las carreteras
Los factores meteorológicos contribuyeron a que, sólo el domingo, 15 personas perdieran la vida en accidentes de tráfico. Uno de los más graves fue el ocurrido en el término municipal de El Ronquillo, en Sevilla, donde cuatro jóvenes murieron al chocar contra un camión cuando el vehículo en el que viajaban invadió el carril contrario.

Por otra parte, en la localidad burgalesa de Cameno, una niña perdió la vida en una colisión en la que se vieron implicados diez coches, mientras que en Madrid, una persona falleció y otras 20 resultaron heridas de diversa consideración en los 40 incidentes ocurridos en la noche del sábado.

Estos siniestros forman parte de los 39 accidentes mortales que se han registrado este fin de semana, en los que 47 personas han perdido la vida.

Ante el mal tiempo, Protección Civil ha aconsejado a todos los ciudadanos evitar los desplazamientos por carretera en la medida de lo posible. Asimismo, ha recomendado a todos aquellos que decidan viajar una serie de medidas, como circular con precaución, revisar los neumáticos de sus vehículos, evitar los frenazos bruscos, llevar las cadenas preceptivas, llenar el deposito de combustible y utilizar el teléfono móvil ante cualquier emergencia.

La Dirección General de Tráfico ha recordado que los conductores cuentan con el teléfono gratuito 900 123 505 para informarse sobre el estado de las carreteras.