La muerte de un motorista de 35 años en Ourense eleva a dos los fallecidos el fin de semana en las carreteras gallegas

La muerte de un motorista de 35 años, vecino de Castro Caldelas, en el término municipal de Ourense, eleva a dos los fallecidos el fin de semana en las carreteras gallegas, tras el accidente en el que una mujer de 80 años perdió la vida a primera hora del sábado en Guntín (Lugo).

El segundo de los accidentes con víctima mortal, según informa la Guardia Civil de Tráfico en un comunicado, se produjo el sábado a las 20.50 horas, en la carretera OU-536, en el término municipal ourensano.

Como resultado de la colisión entre la motocicleta y dos turismos, el conductor de la primera resultó fallecido, por lo que fue trasladado al tanatorio del complejo hospitalario de Ourense.

Por su parte, el conductor de un automóvil, un hombre de 55 años vecino de Pereiro de Aguiar, quedó herido leve y fue trasladado al complejo hospitalario de Ourense.

Resultaron ilesos la conductora del otro turismo, una mujer de 39 años vecina de Ourense, y los dos menores de 6 y 9 años que le acompañaban en el vehículo. Todos los implicados en el accidente hacían uso de elementos de seguridad, apunta la Guardia Civil.

El siniestro, en concreto, tuvo origen en la caída en la calzada de la motocicleta, que posteriormente colisionó con los dos vehículos que circulaban en sentido contrario.

ACCIDENTE MORTAL EN GUNTÍN

Minutos antes de las 9.00 horas del sábado, el choque frontal entre dos vehículos en la localidad luguesa de Guntín, en la carretera que conecta Lugo y Ourense (la N-540), a la altura del kilómetro 14, se saldó con la muerte de una anciana de 80 años, que viajaba como acompañante.

Hasta el lugar acudieron efectivos de la Guardia Civil, Urxencias Médicas y bomberos de Chantada y Lugo dotados de un equipo de excarcelación. El conductor resultó herido grave, según informa a Europa Press la Guardia Civil de Tráfico de Lugo.