La movilidad eléctrica y sus variantes, el hilo conductor del Salón de París

La movilidad eléctrica en todas sus manifestaciones ha vuelto a ser el hilo conductor del Salón del Automóvil de París 2012, una de las grandes citas automovilísticas mundiales que hoy ha celebrado una jornada dedicada a los medios de comunicación.

Con más de ochenta novedades mundiales reunidas en esta nueva cita de uno de los tres grandes salones europeos, pero ya conocidas en las últimas semanas, ha habido pocas sorpresas en esta jornada de prensa, salvo la protagonizada por Audi.

La crisis en los mercados europeos, no obstante, ha hecho perder espectacularidad al Salón, que al margen de la electrificación, muestra propuestas consecuentes con la situación.

Audi, con el nuevo A3 Sportback como protagonista anunciado, se ha descolgado con un concepto híbrido enchufable que podría ser un futuro Q2 y el anticipo de una evolución del diseño que será incorporado a los modelos Q de la marca, letra que denomina sus vehículos todocamino o todoterreno.

El Audi Crosslane Coupe concept es un vehículo de 4,21 metros con espacio para cuatro pasajeros que está movido por un sistema híbrido enchufable capaz de un consumo medio de 1,1 litros y emisiones de CO2 de 26 gramos por kilómetro.

El sistema está formado por un motor de gasolina 1.5 de tres cilindros de 130 caballos de potencia, combinado con dos motores eléctricos que elevan la potencia total del coche a 177 CV.

Los motores eléctricos están alimentados por una batería de iones de litio de 17.4 kWh que proporciona una autonomía en funcionamiento exclusivamente eléctrico de más de 80 kilómetros.

Este Audi forma parte de la ofensiva anunciada por el grupo Volkswagen para todas sus marcas, incluida Porsche, que en los dos próximos años ofrecerán un híbrido enchufable en cada uno de los modelos.

Otros ejemplos notables de la nueva movilidad son el exclusivo deportivo SLS AMG Electric Drive de Mercedes-Benz, ya preparado para la producción en serie, dotado de un sistema de propulsión de más de 700 caballos y una autonomía por encima de los 250 kilómetros.

BMW, con una submarca, la 'i', especialmente preparada para movilidad eléctrica, muestra en París, una nueva evolución del i3, un compacto cien por cien eléctrico construido sobre una plataforma de aluminio y una carrocería de composites y carbono.

Las propuestas eléctrica se suceden en cada pabellón, como la versión de cero emisiones del iQ de Toyota, de próxima comercialización, o el Hyundai i10 eléctrico, comercializado en Corea y que podría llegar al mercado europeo en breve.

Hyundai, como también lo ha hecho Nissan con su concepto TeRRA, apuesta por el hidrógeno como carburante para aumentar las pilas de combustible con la que generar la electricidad necesaria para alimentar la propulsión eléctrica. Hyundai muestra en este caso el ix35 para ser producido en serie en breve, aunque con una baja cadencia de fabricación.

Una interesante solución es la de autonomía extendida (propulsión eléctrica con un motor convencional como generador de electricidad) presentada por la coreana SsagYong con el concepto E-XIV, un SUV compacto con el que la marca se propone competir directamente con el Nissan Juke y similares.

En Renault, las estrellas han sido el Clio, en lo convencional, y el Zoe en lo eléctrico, éste a punto de ser una realidad en el mercado con un precio de partida de alrededor de 14.000 euros. Y una curiosidad, porque en este Salón se ha presentado una ventanilla para el pequeño eléctrico Renualt Twizy que protege a los pasajeros de las inclemencias invernales.

Al margen de la movilidad eléctrica, los fabricantes se han mostrado sensibles con la situación de crisis en los mercados europeos con propuestas consecuentes con la actual capacidad de compra, de forma que en París proliferan los utilitarios y los compactos.

Opel Adam, un pequeño coche de moda, el Skoda Rapid y el Seat Toledo, hermanos de desarrollo y producción al tiempo que competidores, El nuevo Set León, la nueva generación del Volkswagen Golf, el Toyota Auris y los Hyundai i30 de tres puertas y Kia pro cee'd, son los destacados como armas comerciales contra la crisis.