La moneda única facilitará la compra de vehículos en la zona euro

La llegada del euro simplificará notablemente la compra de vehículos en la UEM, ya que desaparecerán las comisiones de cambio y permitirán una mayor comparación de precios.

El euro facilitará las transacciones comerciales y ayudará a la unificación del mercado del automóvil. Asimismo, contribuirá a reducir las notables diferencias de precios que existen actualmente entre modelos idénticos producidos en los distintos países de la Unión Europea, como consecuencia de los costes de transacción y transporte.

Así, el comprador contará con un mayor abanico de posibilidades a la hora de elegir dónde adquirir su vehículo. La eliminación de comisiones de cambio y la comparación de precios hará que el cliente sólo tenga que considerar los gastos de transporte y la imposición de cada país. De este modo, aumentará notablemente el comercio intraeuropeo.

El ahorro de los gastos bancarios por la desaparición de las comisiones de cambio de la moneda redundará en un importante ahorro de costes para el sector del automóvil, teniendo en cuenta el elevado número de operaciones de compra y venta de divisas que realiza.

Además, también tendrá una influencia importante en la competencia entre marcas, que redundará en mejoras de eficiencia y productividad.

Por otra parte, la desaparición de los riesgos de cambio con el establecimiento de paridades fijas entre las monedas hará que la industria del automóvil vea reducidos los costes de cobertura en las primas de seguro de cambio, entre otros.