La mayoría de los madrileños va al trabajo en coche

La última encuesta de la Cámara de Comercio asegura que el 61 por ciento de los madrileños utiliza el coche a diario. Estos conductores se enfrentan a casi más de 1.000 obras. Te contamos cómo puedes hacerte oír si las zanjas te ocasionan algún problema al volante.

Las obras atascan Madrid
Las obras atascan Madrid

Madrid es básicamente una ciudad de automovilistas. Aunque aseguran que tiene uno de los mejores servicios de transporte de toda España, el 61 por ciento de sus habitantes utiliza el coche a diario. Así se desprende de la última encuesta de la Cámara de Comercio de Madrid. También han querido saber sus razones. Para el 43 por ciento de los encuestados, el coche es necesario, ya que hay mala comunicación entre su casa y el lugar del trabajo. Un 21 por ciento alega que el viaje en transporte público es excesivamente largo; un 7 por ciento se justifica por la inadecuación de sus horarios; mientras que un 21 por ciento reconoce que es, simplemente, por comodidad. Con estos datos, se explica el boom que ha vivido en los últimos años el parque automovilístico de la capital. Según la Cámara de Comercio, ha aumentado mucho el número de familias con dos o más automóviles. El 78 por ciento de los madrileños tiene coche: de ellos, el 46 por ciento sólo posee un automóvil; el 28 por ciento cuenta con dos, mientras que un 5 por ciento disfruta de más de dos vehículos.

La mitad de las muertes por accidente laboral se producen en la carretera. Sin embargo, muchas empresas se lavan las manos en este tipo de siniestro.
Se dividen en accidentes “in itinere" y “en misión". Los primeros se producen en el trayecto del domicilio al trabajo o viceversa. De hecho, en las estadísticas no aparecen como muertes en carretera, sino como fallecidos en incidente laboral. Por su parte, los accidentes “en misión" se registran durante la realización del trabajo, con vehículos propiedad de la empresa o del propio trabajador.
La Fundación Universal, una entidad que investiga cómo evitar riesgos en el trabajo, advierte que los accidentes “in itinere" deben estar cubiertos por las respectivas mútuas de accidente de trabajo de las empresas.
No lo olvides: si sufres un siniestro yendo al trabajo, es un accidente laboral.
En Madrid hay más de 900 obras ahora mismo en marcha. Hasta sus propios promotores desconocen el final de muchas de ellas: así ocurre con la denominada “Operación Chamartín"; Fomento ha decidido paralizar de forma indefinida unos trabajos que pretendían enterrar tres millones de metros cuadrados de vías de tren y prolongar más de 3,5 kilómetros el Paseo de la Castellana. También parecen eternos los trabajos de remodelación de la M-30. El Ayuntamiento estudia ahora permitir que los conductores vuelvan a circular por la Casa de Campo de forma provisional, medida que no gusta demasiado a la oposición. Según PSOE e IU, el equipo de Alberto Ruiz-Gallardón ha demostrado una total “improvisación" e “incoherencia" respecto a la reforma de la M-30. El debate político es encendido. Sin embargo, si hacemos caso a los datos del Ayuntamiento, los conductores madrileños no ven demasiadas molestias: en las siete casetas instaladas por el consistorio para informar sobre las obras de la M-30, sólo se han tramitado 85 escritos de sugerencias en cuatro meses. Si no te gustan algunas de las obras de la M-30, puedes decírselo directamente al Ayuntamiento. En la calle Guatemala existe una oficina de la sede Madrid Calle 30 (las responsables de estas obras) donde te escucharán. También puedes hacerlo por teléfono y llamar al número gratuito 900 773 030. Si prefieres, puedes unirte a otros vecinos por Internet: consulta www.afectadosnudosur.com.