La M-30 busca socios privados

Ya te lo adelantábamos en Terra Autopista hace unas semanas. El Ayuntamiento de Madrid quiere privatizar un 20 por ciento de las costosas obras de la M-30 con el objetivo de abaratar los costes a los bolsillos de los madrileños.

El Ayuntamiento de Madrid acaba de licitar los contratos de participación de una parte privada en la empresa gestora de las obras de la M30, la firma Calle 30 (hasta ahora pública). Lo que pretende el Ejecutivo presidido por el popular Alberto Ruiz Gallardón es conseguir unos 200 millones de euros de capital privado para hacer frente a la factura final de las obras de la M-30.

Según ha previsto el Consistorio, la transformación de la M-30 podría costar 2.500 millones de euros y la empresa que se una al proyecto tendría que aportar unos 204 millones de euros. Eso sí, a cambio, recibiría un 20 por ciento de los posibles beneficios, la explotación de la infraestructura durante unos 35 años y una cantidad que aún no está fijada.

El concurso para conseguir este capital privado ya está presentado. Se conocerá su fallo durante la primera semana de agosto. Te contamos, a grandes rasgos, las condiciones que deberá cumplir la empresa para poder optar al concurso: determinado coeficiente de visibilidad de la señalización vertical, tiempo de intervención de los equipos de emergencia fijados en caso de accidente, entre otros. Económicamente, deberán demostrar su solvencia con negocios superiores a 500 millones de euros. La marca francesa Renault, mediante BBVA Finanzia, ha entregado al Consistorio madrileño 225 vehículos para la policía municipal de la Villa. Mejorar la eficacia de este cuerpo en su lucha contra la inseguridad ciudadano es el objetivo primordial de la nueva dotación de coches.
Los Renault entregados son de diferentes modelos: Mégane –en todas sus variantes: Scénic, Sedán y Grand Tour- y Trafic. Todas las unidades cuentan con blindaje antibalas en las puertas delanteras y ABS y ESP de serie. Algunos de ellos, además, disponen, de hasta ocho airbags.