La lluvia provoca el caos en Madrid

Tal y como se temía, las primeras (y deseadas) lluvias fuertes del otoño han dado lugar a un verdadero caos circulatorio en Madrid. La cantidad de grandes obras abiertas en la ciudad, los desvíos, las calles cortadas, las calzadas sucias por la tierra de los trabajos… Todo se ha visto empeorado por la llegada de las lluvias.

Tradicionalmente, el primer día de lluvias de otoño causa problemas en el tráfico de Madrid. Los conductores no están acostumbrados a circular con agua tras varios meses de sol y se encuentran algo perdidos entre la oscuridad y las cortinas de agua que levantan los coches. Además, muchos semáforos se estropean, aparecen balsas de agua y llegan los inevitables alcances y colisiones menores que entorpecen el tráfico.
Si a todo esto sumamos el “pandemonium" de obras que sufre Madrid este año, la situación se vuelve realmente caótica.

Ayer lunes, la tarde se deshizo en agua sobre Madrid y, de inmediato, las retenciones se multiplicaron hasta alcanzar varios kilómetros de longitud. El problema, como cabía esperar, tuvo su epicentro en la M-30, una carretera abrumada por las obras y continuamente sobrecargada de tráfico. La lluvia llenó la circunvalación de grandes charcos que obligaron a ralentizar la marcha del tráfico, lo que agravó la retención. Poco a poco, el atasco fue expandiéndose y saturando la A-6, la carretera de la Coruña y otras vías de entrada a la capital. En la mañana de hoy, martes, la M30 ha vuelto a inundarse, complicando no sólo el tráfico rodado, sino el del Metro, que ha sufrido la inundación y ha tenido que cortar una de sus líneas.Lo malo es que, según todos los observadores, el otoño y el invierno serán así: atascos y problemas por culpa de la combinación de obras y mal tiempo. Con las cosas así, rodar por Madrid se ha vuelto una aventura muy audaz. El Ayuntamiento se cansa de decir que no se utilice la M30, pero la carretera no ve menguar su tráfico y se convierte, día sí y día también, en el origen de todos los problemas. Si no te queda más remedio que conducir en Madrid, no te pierdas el reportaje que publicamos sobre las obras y cómo escapar a sus trampas. Léetelo, porque te puede sacar de más de un apuro. Lo tienes aquí.Mañana miércoles tendrá lugar el tradicional desfile de las Fuerzas Armadas, con lo que se cortará el tráfico entre la Plaza de Cibeles y la glorieta de Emilio Castelar, es decir, buena parte del eje Castellana-Recoletos. El Ayuntamiento aconseja evitar esa zona si se tiene que circular por Madrid. Los cortes empezarán a las tres de la madrugada del miércoles y acabarán a las tres de la tarde.La polémica remodelación de la M30 sigue su curso y ya parece imparable. El último recurso presentado contra las obras, una acción legal del PSOE que reclamaba su paralización, ha sido desestimado por un juez, que ha considerado que las obras son “de interés general".
El PSOE había denunciado 12 acuerdos de la Junta de Gobierno de Madrid referentes a la M30 y, hasta su resolución, pedía la paralización cautelar de las obras. Sin embargo, el juez del Juzgado número 6 de lo Contencioso Administrativo de Madrid ha denegado esta paralización cautelar.

Esta decisión judicial permitirá a Alberto Ruiz-Gallardón, alcalde de Madrid, mantener su impresionante ritmo de inauguraciones. Según explicaba ayer el diario La Razón, el munícipe pretende “cortar una cinta" en la M30 cada dos semanas hasta finales de 2006. Esto da una idea de la rapidez con que se están desarrollando los trabajos en la circunvalación, obra capital del programa electoral de Ruiz-Gallardón.

Después de inaugurar el enlace entre la M30 y la A2, el Ayuntamiento ha programado la entrada en servicio de las vías de servicio de la A1 entre la M30 y la M40. En principio, la inauguración tendrá lugar este mismo mes de octubre.

No parece que vaya tan rápido la obra que el Ministerio de Fomento planea en la Puerta del Sol. Allí, el estado quiere construir una estación de tren, lo que obligará a cortar buena parte del tráfico en la superficie. Esta idea no ha gustado nada al Ayuntamiento, que se ha enfrentado con el Ministerio. Tras un tenso tiro y afloja, a Fomento le ha salido otro competidor: la Comunidad de Madrid.
En estos momentos, la obra está parada hasta que la Comunidad emita un informe de Patrimonio, dado que “el conjunto de edificios de la Puerta del Sol está protegido como conjunto histórico desde 1977".

Además, otra estación de tren de la misma línea, la de Alonso Martínez, parece haberse desechado, al menos, de momento. Fomento y la Comunidad se han puesto de acuerdo para no construirla, a pesar de que el Ayuntamiento la considera necesaria.

Los mejores vídeos