La llegada del euro para los automovilistas españoles

La adaptación al euro se está llevando a cabo en nuestro país. En el primer día lectivo de la moneda europea los problemas ocasionados se reflejan en los redondeos abusivos del precio del transporte y en la lentitud del cambio de conductores.

El euro ha llegado a España. Hoy, 2 de enero, ha sido el primer día en que se ha podido comprar en todo el país con la nueva moneda europea. Ayer se pudieron realizar pequeñas compras, pero no estaban, ni mucho menos como hoy, todos los establecimientos abiertos.

Los primeros problemas del euro no se han hecho esperar, sobre todo en los transportes públicos y en las cabinas de peaje. En los autobuses se han formado colas, ya que tanto conductores como pasajeros son nuevos en estas lides, de la misma forma que ha ocurrido en las cabinas de peajes de las diferentes vías españolas.

Pero estas no son las protestas más generalizadas, si no las referentes al aumento de precio; en algunas provincias, el precio del billete sencillo se ha redondeado a 1 euro (166 pesetas), cuando el precio anterior era, por ejemplo de 125 pesetas, en Lérida.

El sector del taxi también ha expresado su incomodidad con la nueva moneda. Según el presidente de la Federación Profesional del Taxi, Juan Sánchez, "todo va poco a poco, porque no es fácil acostumbrarse ni para los clientes, ni para los taxistas".

No obstante, de momento es muy pronto para saber cómo se va a desarrollar la adaptación a la nueva moneda en nuestro país.

Para los automovilistas, coincidiendo con la llegada del euro, el precio del combustible se ha incrementado y el de los peajes, también.

Los mejores vídeos