La liquidez de DaimlerChrysler se reduce

La compañía dice disponer de una buena liquidez, a pesar de la reducción que ha sufrido en los últimos meses

El director financiero de DaimlerChrysler, Manfred Gent, ha expuesto en una conferencia celebrada ayer en Detroit la situación financiera de la compañía. Según Gent, la liquidez del fabricante germano-estadounidense DaimlerChrysler ha caído a 12.000 millones de euros en diciembre, frente a los 14.800 millones de euros que tenía en septiembre. La tesorería neta, aquella que proviene de la actividad industrial, ha pasado de unos 6.000 millones de euros, antes del cuarto trimestre de 2000, a cero a finales de año.
Sin embargo, Gent considera que la liquidez de todo el grupo es "muy fuerte y muy sana". Por ello ha explicado que no hay ninguna necesidad de desviar o anular las inversiones previstas.
El descenso de la liquidez se atribuye a los grandes desembolsos que la compañía tuvo que hacer durante el año pasado, como, por ejemplo, la adquisición del 34 por ciento del fabricante japonés Mitsubishi.
En la conferencia de analistas, Manfred Gent no ha querido opinar sobre la cuantía de los dividendos que DaimlerChrysler pagará por acción, si bien insistió en que el grupo no tendría ningún problema para pagar estos dividendos a los accionistas de la compañía. Por el ejercicio de 1999 el grupo pagó un dividendo de 2,35 euros por acción. Debido a las pérdidas de Chrysler, el beneficio por explotación se ha reducido el pasado año a la mitad, alcanzando sólo los 5.500 millones de euros.
DaimlerChrysler ha solicitado un préstamo de 4.000 millones de euros, con el objetivo de refinanciar la deuda. Sin embargo, en los mercados se calcula que DaimlerChrysler pedirá un préstamo valorado en unos 7.000 millones de dólares; de confirmarse este supuesto, el crédito se incrementaría en unos 3.000 millones por encima de lo planeado inicialmente.
Según los analistas, el tipo de interés que tendrá que abonar el fabricante germano-estadounidense estará medio punto por encima del que tiene que pagar General Motors por su crédito.
A los inversores no les acaba de gustar el supuesto aumento del crédito solicitado por DaimlerChrysler, ya que la elevada emisión de empréstitos indica la existencia de agujeros financieros en la compañía. La inseguridad de los inversores y accionistas ha provocado una caída de un 4,4 por ciento de la acción de DaimlerChrysler, que cotizó ayer a 44,64 euros en la bolsa de valores de Frankfurt. Hoy la acción ha iniciado la sesión al alza y cotiza a 45 euros.

Los mejores vídeos