La Liga de las Estrellas

Ghosn regresará a Renault tras sanear Nissan, Pischetsrieder es coronado presidente del Grupo VW y, de nuevo, un Ford vuelve a dirigir la marca del óvalo. Los hombres más poderosos de la automoción juegan su particular “Liga de las Estrellas".

Bernd Pischetsrieder acaba de ser nombrado nuevo presidente del Grupo Volkswagen. Este bávaro de 54 años sustituye a Ferdinand Piëch, el nieto de Ferdinand Porsche (el creador del Escarabajo); un cambio muy esperado. Cuando Pischetsrieder tomó la presidencia de Seat (su anterior puesto), las quinielas ya le situaban como el sucesor de Piëch. Lo cierto es que nunca llegó a mudarse a Barcelona y pasaba más tiempo en la sede de Volkswagen en Wolfsburg (Alemania) que en los despachos de la planta española. Hombre de declaraciones altisonantes - criticó abiertamente a los trabajadores y proveedores de Martorell - , Pischetsrieder es de convicciones firmes: algunos asesores le han recomendado en repetidas ocasiones que se afeite la perilla, pero ha seguido fiel a su look. También le gusta la velocidad. En su época al mando de BMW, tuvo un aparatoso accidente mientras conducía su McLaren BMW, un coche exclusivo de más de 780.000 euros (130 millones de pesetas) que quedó convertido en chatarra.

Como presidente de BMW, convenció a los productores de James Bond, para que el espía inglés por excelencia pilotase un Roadster Z3 en lugar del tradicional Aston Martín DBS. Ya se sabe, al servicio de Su Majestad, pero también del mejor postor.

Los mejores vídeos