La liberalización de la ITV podría ser contraproducente

La nueva oleada de medidas liberalizadoras del Gobierno incluye un cambio de reglamentación que supondría la privatización de la ITV y el fin de la exclusividad de las empresas concesionarias.

El paquete de medidas liberalizadoras del sector puede afectar al actual sistema de la ITV. Hasta ahora la Administración adjudicaba este servicio de control a empresas concesionarias siguiendo el mismo modelo de control que en Alemania o Francia. El Gobierno prepara una reforma del reglamento que se decanta más por el modelo inglés, en el que los talleres inspeccionan y reparan a la vez.

La Administración española parece decantarse por un sistema mixto, una combinación de las actuales concesionarias y los talleres privados. Javier Echevarría, de la Asociación Española de Entidades Colaboradoras de la Administración en la Inspección Técnica de Vehículos (AECA-ITV) considera "ilógica" la privatización. Echevarría señala que la adjudicación de estos servicios mediante abono de un canon obligaría a la Administración al pago de unos rescates multimillonarios a las empresas concesionarias.

En el caso anglosajón, las inspecciones son realizadas en talleres y concesionarios, que inspeccionan y arreglan los vehículos. Este sistema está siendo fuertemente criticado por los consumidores del Reino Unido, donde las más de 27.000 quejas emitidas en 1999 han invitado al Gobierno británico a tomar cartas en el asunto. Las denuncias de los conductores reflejan abusos en los precios de los recambios, trabajos innecesarios y reemplazo injustificado de piezas por parte de los talleres en las revisiones técnicas.
Los automovilistas británicos tienen razón para quejarse si tenemos en cuenta que los costes de la ITV británica suponen un promedio de 20.000 pesetas anuales. Por el contrario, un conductor alemán debe desembolsar unas 11.700 pesetas o un español 5.000. En estos casos la Administración controla los precios al usuario y los procedimientos de inspección de las empresas concesionarias.