La Junta de Andalucía pide 4.000 millones de pesetas al Gobierno para Santana

Las prejubilaciones y las recolocaciones laborales en Santana Motor costarán unos 4.000 millones de pesetas más. La Junta de Andalucía ha pedido que este dinero sea asumido por las arcas del Estado.

La Junta de Andalucía, que ya lleva invertidos en el conflicto de Santana Motor 10.000 millones de pesetas, ha pedido al Gobierno central 4.000 millones de pesetas más para solucionar el traspaso de trabajadores de esta planta. A partir del 1 de octubre la plantilla se reducirá a 631 empleados, desde los actuales 1.032.

La Dirección de la empresa ha propuesto a los sindicatos una oferta para que los trabajadores sean recolocados en firmas ubicadas en la provincia de Jaén. Esta oferta, que no ha sido aceptada por dichos sindicatos, contempla indemnizaciones de diferentes cuantías para estos trabajadores.

Si el trabajador es recolocado con condiciones iguales a las que disfrutaba en Santana Motor, recibirá 2,5 millones de pesetas por la pérdida de antigüedad que lleva consigo el nuevo empleo. Si, por el contrario, las nuevas condiciones laborales empeoran respecto al trabajo en la factoría automovilística, el empleado recibirá una media de 7,5 millones de pesetas, dependiendo de la nivelación del salario que hubiera que hacer. Es decir, ese dinero se invierte en equiparar el nuevo salario al anterior durante unos 20 años.

Los sindicatos no quieren aceptar esta oferta y demandan más garantías. Estas peticiones sólo se pueden alcanzar, si efectivamente el Gobierno central paga los 4.000 millones de pesetas que demanda Santana Motor.