La industria quiere normas nuevas

Sea porque tienen que someterse a cientos de normativas, sea porque las cadenas de montaje “gastan" antes a los empleados, sea porque el absentismo laboral les hace mella... Los fabricantes de coches piden una reforma laboral urgente para su sector.

Fiat suprimirá 10.000 empleos fuera de Italia
Fiat suprimirá 10.000 empleos fuera de Italia

Figueruelas, la planta zaragozana de Opel, ya tiene sobre la mesa el mayor expediente de regulación de empleo nunca vivido en la fábrica: sobran 530 trabajadores. Los sindicatos ya advierten de que las negociaciones serán duras. ¿Se podría haber evitado esta situación?Aparte de los malos momentos económicos que atraviesa GM, las plantas españolas sufren un obsoleto tejido laboral. O, al menos, eso cree el presidente de ANFAC (la patronal de los fabricantes de coches que operan en nuestro país).Quieren una reforma urgente del Estatuto de los Trabajadores o, al menos, que se hagan ciertas precisiones en su sector. Juan Antonio Fernández Sevilla, presidente de Anfac, ha sido lo suficientemente claro: “Que cada uno se las ventile con sus sindicatos", ha precisado. Pero, ¿cómo?...A principios de año, el Tribunal Supremo impidió que las empresas fijaran por convenio la edad en que se jubilaría sus trabajadores. Nadie podría obligar a nadie a dejar su puesto de trabajo por motivos de edad hasta los 65 años. La norma desmontaba todo el esquema laboral en que se habían movido nuestras fábricas. Ahora, las prejubilaciones se discuten en cada caso. Para Fernández Sevilla, supuso un gran paso atrás: “Es duro estar en una cadena de montaje o hacer turnos de noche, y los trabajadores, con la edad, pierden facultades y no se adaptan a las nuevas tecnologías", ha señalado. Pero ha tranquilizado los ánimos. Según asegura, “el sector no está pensando en edades de 50 años". El modelo, una vez más, viene de Francia, donde funciona el denominado “plan Casa", que permite las prejubilaciones entre los 56 y los 57 años. Otro problema que preocupa a Anfac es el alto absentismo laboral. Hoy, por ejemplo, habrá una media de 4.400 trabajadores de baja en las fábricas españolas (más del 6 por ciento del total de los empleados). Fernández Sevilla también ha presentado una solución a este problema: las bajas médicas sólo las tendría que conceder un médico de la empresa o de la mutua, pero no el médico de cabecera. Los fabricantes de coches se enfrentan a 70 reglamentos sólo en España. A los que hay que sumar 100 directivas europeas y 110 mundiales. El alarmismo de Fernández Sevilla contrasta con el buen momento que atraviesa nuestra automoción. O al menos eso asegura la misma ANFAC. Este año se espera un nuevo récord de matriculaciones y las ventas siguen su escalada.Sin embargo, los fabricantes ya otean el techo. Fernández Sevilla asegura que “no podemos tener un récord cada año". El presidente de Anfac ha pronosticado que el presente ejercicio terminará con la venta de 1,5 millones de turismos nuevos, mientras que en 2005 nos tendremos que conformar con menos de 1,4 millones. El secretario general de MCA-UGT, Manuel Fernández “Lito", ha asegurado que la economía española “no puede tolerar los chantajes y las amenazas" de deslocalización de las empresas automovilísticas. “Hay realidades objetivas que nos obligan a hacer ajustes para conseguir competitividad, uno de los objetivos de las compañías y también el nuestro, ya que garantiza el trabajo. Sin embargo, las amenazas y los chantajes no se van a aceptar", ha afirmado.
Fernández se ha referido de esta manera al expediente de regulación de empleo presentado por Opel en Zaragoza, que afectará a 503 personas. Según los representantes de los trabajadores, 115 operarios más se añadirán a esta cifra, mediante prejubilaciones y otras alternativas. En su opinión, este ERE perjudicará a la industria riojana de componentes del automóvil, a la de toda España y también a la europea: “Aunque la reducción de plantilla de Opel no se haga efectiva, la presión de los fabricantes de coches sobre los de componentes es cada vez mayor, lo que provocará un mayor número de concentraciones, con el fin de dar respuesta a las marcas", ha asegurado Fernández. El grupo Volkswagen AG comprará en China, el próximo año, el 1,6 por ciento de los componentes que necesita para su producción, según ha anunciado Francisco García Sanz, miembro del consejo de dirección de VW. Sanz también ha advertido que ese país (al que el fabricante destinará 1.000 millones de euros en 2005), ya es una amenaza para los proveedores españoles. “Sin embargo, también es una oportunidad, pues las empresas de componentes, en lugar de quedarse aquí, van a China, donde combinan los bajos costes de producción con la tecnología Europea", ha asegurado.

Pregunta a los propietarios por su coche y recibe las respuestas en tu email.

Acepto la política de privacidad para poder obtener las respuestas.

Quiero recibir la mejor oferta.