La industria del automóvil, "muy por detrás" en e-commerce

La industria del automóvil tiene un gran retraso en cuanto a comercio electrónico. Así lo afirma un estudio realizado por la consultora internacional KMPG.

Según esta compañía, el sector "está muy por detrás" de otras industrias como la farmacéutica, la química o la financiera en términos de negocio electrónico.
Las principales razones de este retraso han sido listadas por la consultora. Las tensas relaciones entre los fabricantes y los proveedores, la desconfianza sobre el futuro del comercio electrónico, la preocupación acerca de la seguridad de la información transmitida y los posibles costes son las principales causas señaladas. Uno de los directivos de KMPG ha sido claro: "parte del problema es cultural...la otra gran razón es el coste".
El estudio señala que los proveedores de componentes temen que el costo de las piezas que distribuyen se haga más transparente por medio del comercio electrónico, lo que permitirá a las marcas negociar precios más ventajosos. También se ha descubierto el escepticismo existente entre las partes ante las primeras estimaciones de ahorro realizadas, que eran de 3.000 dólares por vehículo (algo más de 550.000 pesetas).
Este estudio viene en un momento en el que hay gran escepticismo sobre cómo nuevas iniciativas, como Covisint, pueden afectar a la industria.
Precisamente Covisint, la plataforma de comercio por Internet ideada por General Motors, Ford y DaimlerChrysler, está a la espera de un director general y está funcionando a un nivel muy modesto. Algunos proveedores también están desarrollando sus propios portales de e-business, que pueden solapar algunas de las actividades de los portales de los fabricantes de coches.

Los mejores vídeos