La "guerra" holandesa del taxi

El monopolio del taxi en la capital holandesa ha terminado, ahora comienza la guerra de la competencia.

Hasta el 1 de enero de este año la compañía de taxis TCA era la única que podía prestar servicio en Amsterdam (Holanda). Con el final del monopolio y la entrada de Taxidirect como competencia, han comenzado los problemas. Al parecer, enfrentamientos violentos, arrestos, automóviles confiscados y la policía en alerta es el siniestro resultado de la liberalización. Dicha liberalización aún no es total, este estado se alcanzará en enero de 2002. Los servicios de transporte público en la capital holandesa, que comprenden autobuses y tranvías, junto con el transporte privado suponen el 99 por ciento de los traslados por la ciudad, dejando un 1 por ciento al sector del taxi. Con el fin del monopolio, se espera el aumento de la calidad del servicio y la disminución de los precios, aunque el Gobierno holandés ya ha impuesto una tarifa máxima por kilómetro. El número de licencias solicitadas por los conductores con esta nueva situación asciende a 48.000.

Los mejores vídeos