La grúa retirará vehículos sin agente

Un moderno dispositivo permitirá a los operarios de la grúa retirar los vehículos de forma inmediata. Los agentes podrán dedicarse así a materias de seguridad. Además, se estudia la aparición de un cuerpo destinado a regular el tráfico en la capital.

Un dispositivo tecnológico posibilitará la retirada de los vehículos mal estacionados de forma inmediata. La informática acercará al operario y el agente y, en menos de cuarenta segundos, la autorización será recibida.

El dispositivo conectará al operario con el centro de pantallas del Ayuntamiento y, ante la presencia de un vehículo indebidamente estacionado, se podrá comunicar de inmediato su situación y recibir, en menos de un minuto, autorización de un agente para retirarlo.

Según el concejal de Seguridad y Tráfico, Pedro Calvo, los agentes se liberarán así de este servicio y podrán dedicarse a tareas de seguridad, que es el objetivo principal de la nueva etapa de este Cuerpo en la Casa de la Villa. La gestión de la grúa continuará en manos de la empresa Emitra, que pretende municipalizar el gobierno (actualmente mixta, con capital del Ayuntamiento y de FCC) y convertirla en la “gran empresa de la movilidad" de Madrid, haciéndola cargo también de los aparcamientos.

El Gobierno local también tiene la intención de ahondar en la política de cortes de circulación como el que ya se lleva a cabo en la Casa de Campo. Ahora se encuentra a la espera de los resultados de la prolongación de las restricciones al paso de vehículos privados en Sol durante esta Semana de la Movilidad para decidir si los mantiene indefinidamente.