La grúa madrileña, a manos privadas

Puesto que la ORA dejará de estar gestionada por el Municipio, también la grúa pasará a manos privadas.

El Ayuntamiento de Madrid tiene previsto privatizar el servicio de la grúa, dentro del plan de ampliación de la zona ORA y de instalación de parquímetros. Tal y como ha publicado hoy el diario La Razón, con esta medida, el Consistorio se deshará así de este impopular servicio.
Hasta el momento, Emitra, empresa mixta (el 58 por ciento es del Ayuntamiento y el resto, de la Sociedad General de Servicios, perteneciente a FCC), es la responsable de la gestión de la retirada de vehículos y este año ha tenido unos resultados negativos, con unas pérdidas de 93 millones de pesetas.
Con la privatización de la ORA y del servicio de grúa, el Ayuntamiento madrileño insistirá en que no se retire ningún vehículo sin la autorización de un agente municipal. En varias sentencias, se ha dejado claro que no es suficiente el testimonio de los controladores de la ORA para poner multas o retirar coches.
El Consistorio establecerá una cláusula con las empresas que gestionen la ORA por la que éstas contratarán a los empleados de Emitra.