La Generalitat de Cataluña busca salidas para los trabajadores de Lear Cervera

Fuerzas políticas y sociales se han unido en Cataluña, con el fin de reactivar la comarca de La Segarra, que se verá duramente afectada por el cierre de la factoría de componentes automovilísticos de Lear en Cerveza (Lleida).

El Gobierno de la Generalitat catalana está dispuesto a salvar la comarca de La Segarra (Lleida), donde está ubicada la planta de fabricación de componentes para el automóvil que Lear Corporation quiere cerrar.

Artur Mas, consejero de la Generalitat, ha anunciado que impulsará un plan de reindustrialización en la zona y otro de recolocación de los trabajadores que queden en paro. Lear cerrará la factoría y dejará en la calle a unas 1.200 personas. Junto a la Generalitat, el Ayuntamiento de Cervera, la Diputación de Lleida, las cámaras de comercio catalanas y la confederación de empresarios de la comarca están dispuestos a sacar adelante los puestos de trabajo que se perderán.

Desde los partidos políticos también hay propuestas para salvar la situación. El Partido Socialista de Cataluña (PSC) ha presentado una proposición no de ley para que las empresas que decidan cierres sin justificación de sus plantas tengan que devolver las ayudas públicas que se les hayan concedido. Las diputadas socialistas que han presentado la propuesta han acusado a Lear de cerrar la factoría porque no han conseguido alcanzar los beneficios que esperaban, aunque no han registrado pérdidas.

El grupo parlamentario Esquerra Republicana de Cataluña, por su parte, ha pedido que se reduzca el cupo de inmigrantes extracomunitarios durante este año. El motivo de esta petición también es la factoría de Lear. Si se van a perder más de 1.100 puestos de trabajo con este cierre, no se pueden asumir otros 4.000 empleos, que es el cupo que ha fijado el Gobierno para esta Comunidad Autónoma durante 2002.

Los sindicatos CC.OO. y UGT han pedido a Lear las cuentas de los últimos cuatro años, con el fin de aclarar la situación.

Los mejores vídeos