La gasolina, disparada

La situación del mercado de combustibles empeora por momentos. Las gasolinas han vuelto a marcar un récord en España, mientras que el barril de petróleo ha alcanzado en Nueva York los 60 dólares, el precio más alto de toda la historia.

Un día más, y van cinco, las gasolinas marcan precios récord en España. Ayer, según el Ministerio de Industria, los precios medios volvieron a subir y avanzan por territorio inexplorado.
El litro de la gasolina sin plomo de 95 octanos, la más consumida, subió ayer 0,1 céntimos, hasta 97,4 céntimos, con lo que acumula una revalorización del 15,8 por ciento desde el comienzo del año.

La sin plomo 98 y la nueva super 97 aditivada han subido 0,1 céntimos y se sitúan en una media de 1,074 y 1,056 euros, respectivamente, lo que supone un 15,6 por ciento más que en enero.

Por su parte, el litro de gasóleo A, el combustible más demandado, continúa a 91 céntimos, al igual que el del nuevo gasóleo A, 94,9 céntimos, lo que en ambos casos supone su máximo histórico. Estos dos carburantes acumulan un incremento de precios desde principios de 2005 del 12,6 por ciento y el 13,3 por ciento, respectivamente.Así las cosas, empiezan a multiplicarse las voces de protesta contra una situación que amenaza seriamente el crecimiento económico y la estabilidad empresarial. El miércoles, Gerardo Díaz Ferrán, presidente de Asintra, patronal del transporte de viajeros por carretera, reclamó la creación de un gasóleo bonificado para el sector del transporte. También recordó que es preciso revisar al alza las tarifas que cobran por sus servicios: “o se suben las tarifas, o se rebaja el gasóleo, sólo existen esas dos posibilidades".La reivindicación de Díaz Ferrán puede tener cierto eco, pues esta semana anunciaba el Ministerio de Hacienda que, por primera vez, estudia seriamente la llegada de un gasóleo profesional. Eso sí, su implantación estaría condicionada a un aumento en los impuestos de hidrocarburos.Desde Fenebus, la patronal de las empresas de autobuses, se respaldaron las palabras de Gerardo Díaz. El presidente de Fenebus, Alfoso Caravaca, ha asegurado que no descartan una subida de tarifas para compensar el impacto de la carestía de los combustibles.Mientras la tensión crece en los países consumidores, el petróleo lleva un imparable ritmo alcista. Ayer, el Texas, crudo negociado en Nueva York, alcanzó su nivel más alto en toda la historia: 59,24 dólares. Por primera vez, el barril llegó a cotizar a 60 dólares, un nivel jamás alcanzado. Después, se moderó levemente.

En Londres, por su parte, el barril de Brent, referencia europea, se colocaba en 57,96 dólares, 1,3 dólares más de lo que costaba el día anterior.

Además, el crudo que venden los países de la Opep sigue subiendo y ya cuesta 52,88 dólares por barril, un récord absoluto en su historia.

Así las cosas, el petróleo estadounidense cuesta ya un 40 por ciento más que hace seis meses y se coloca en niveles sólo alcanzados en las vísperas de la Guerra del Golfo de 1991.