La Fiscalía reabre el caso Enaitz

El fiscal superior de La Rioja, Juan Calparsoro, ha confirmado su decisión de reabrir el caso que en su día archivara el Juzgado de Primera Instancia número 1 de Haro.

Así, Tomás Delgado Bartolomé, el vecino de Santo Domingo de la Calzada que demandó a los padres de Enaitz Iriondo, exigiéndoles los gastos de reparación del vehículo con el que atropelló al joven ciclista de 17 años, podría terminar declarando como imputado ante el juez por la vía penal. Lo que hará el fiscal superior, según informaciones de ABC.es, es "reexaminar el tema" y sopesar si los nuevos datos e informes técnicos con los que cuenta la familia del fallecido son prueba de cargo suficiente como para atribuir al conductor alguna presunta infracción de carácter criminal. En caso de ser así, eso no supondría la suspensión del juicio previsto para el próximo miércoles en Haro (un juicio de índole civil), pero sí implicaría abrir una vía a la celebración de otro juicio, en este caso penal, con el conductor de Audi A-8 como acusado. El propio Juan Calparsoro ha explicado a los medios que la decisión de la Fiscalía de abrir estas diligencias informativas se produjo ayer por la mañana tras una llamada telefónica desde Madrid de Bartolomé Vargas, el fiscal de Seguridad Vial de la Fiscalía General, interesándose por el mediático caso. Según Calparsoro, Bartolomé Vargas «sugirió» la posibilidad de volver a estudiar el asunto, y así lo hará la Fiscalía de La Rioja. Juan Calparsoro ya tuvo ocasión ayer de dirigirse a la titular del Juzgado de Primera Instancia número 1 de Haro y le reclamó el envío tanto del sumario del caso civil como del penal, que fue archivado en septiembre del 2004. Todos los informes, por tanto, están ahora sobre la mesa del fiscal superior de La Rioja.