La faraónica reforma de la M-30, en marcha

Uno de los planes estrella que Alberto Ruiz Gallardón, alcalde de Madrid, llevó en su programa electoral para la carrera a la elección como presidente del Consistorio madrileño fue la ambiciosa reforma de la M-30. Pues bien, con las adjudicaciones que se han llevado a cabo hoy mismo, empiezan unas faraónicas obras en la vía de circunvalación.

Operación Salida de Semana Santa
Operación Salida de Semana Santa

Ocho empresas constructoras han acudido al concurso convocado por la empresa pública Madrid Calle 30, con el objetivo de adjudicarse las obras de ampliación y mejora de la M-30 (en un recuadro de más abajo te explicamos detalladamente en qué consiste este proyecto). En la adjudicación de estas obras prima el baremo técnico por encima del económico. Es decir, en la comisión del Consistorio de la capital se toma en consideración que la empresa que entra en el concurso tenga en propiedad las herramientas necesarias para la realización de estas obras (tuneladoras, por ejemplo) antes que los proyectos sean más económicos.

De esta forma, se acota bastante la elección de compañías, ya que sólo las más fuertes disponen de la maquinaria necesaria para hacer las obras, por mucho que se esfuercen los grupos más modestos en reducir sus propuestas económicas para alzarse con los proyectos.

Pues bien, las empresas elegidas para llevar a cabo la primera fase de las obras son las siguientes: FCC, Entrecanales, Dragados y Agroman.

La empresa pública Madrid Calle 30 se ha encargado de la licitación y de la publicación de la documentación necesaria para sacar a concurso las obras de remodelación de la madrileña M-30. Este plan consta de 15 actuaciones que tienen un presupuesto total de 3.666 millones de euros y un plazo de ejecución que va de este verano al el primer trimestre de 2007.
La longitud total de las obras afectará (alargará, transformará o creará) a 99 km de la M-30 (sumando los dos sentidos de la circulación), de los cuales 56 km serán túneles. El objetivo del plan, según publicó el Ayuntamiento de la capital hace algunas semanas, es el incremento de la capacidad para la absorción de tráfico, la recuperación medioambiental de los alrededores de la vía, la supresión del “efecto barrera" en la ribera del Manzanares y la Casa de Campo, la mejora de los enlaces con las vías de peaje radiales y la incorporación de acciones subterráneas preferentes sólo para el transporte público colectivo.
Las obras se han planteado en cuatro escenarios:

* Este: contempla el nudo de la Paloma, el de Costa Rica, A-2, O’Donnell, A-3, Manoteras y Sur.
* Sur: con un by-pass Sur y conexión de la calle Embajadores con la M-40.
* Oeste: con el soterramiento de la avenida de Portugal hasta la glorieta de San Vicente y entre el paseo Marqués de Monistrol y el puente de San Isidro y entre éste y el puente de la Princesa.
* Norte: con la creación de la vía de servicio M-30 noroeste, el by-pass norte, el acceso a la avenida de la Ilustración desde la M-607 y la conexión del by-pass norte con la A-1. No sólo hay cambios en la vía de circunvalación M-30: para la M-40, el Ayuntamiento de Madrid le ha pedido al Ministerio de Fomento que solucione el problema del ruido en el trazado de esta vía. Según el Consistorio, los vecinos se han quejado del ruido que proviene de esta carretera. Con las protestas han elaborado un mapa con los 25 puntos más molestos a lo largo y ancho de M-40. Se da la circunstancia que esta carretera fue construida por el anterior Gobierno, del PP, y que las protestas se vienen repitiendo desde ese tiempo, pero el Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid, ambos en manos del ejecutivos populares, sólo se las han remitido al Gobierno central cuando este ha cambiado y está dirigido por socialistas.

El Ayuntamiento de Madrid propone al Ejecutivo central que se soterren los tramos más ruidosos y/o que se insonoricen las casas afectadas. El Ministerio de Fomento aún no se ha pronunciado: las propuestas de los populares formaban parte de unos proyectos futuros que el anterior ministro de Fomento, Francisco Álvarez Cascos, ya tenía previstos. Casi un millar de taxistas, según los convocantes, se manifestaron el pasado lunes en la capital española, con el objetivo de protestar por el nuevo Reglamento. La Federación Profesional del Taxi (FPT), convocante de la manifestación, protesta porque el nuevo reglamento prevé una posible acumulación de licencias en una sola persona física y atenta directamente contra los trabajadores autónomos. Si no se soluciona el conflicto, los taxistas tienen previstos nuevos paros y la convocatoria de un referéndum.