La familia Peugeot cuestiona al presidente de PSA, dice 'La Tribune'

La familia Peugeot, accionista de referencia del fabricante automovilístico francés PSA, cuestiona la continuidad de su presidente, Philippe Varin, al que reprochan una estrategia y entre otras cosas la alianza con el estadounidense General Motors (GM), reveló hoy 'La Tribune'.

Fuentes internas citadas por esta web de información económica señalaron que los Peugeot -que tienen un 25,2 % del capital y un 37,9 % de los derechos de voto- no están satisfechos ni con el funcionamiento de PSA ni con los resultados, pero no han encontrado sustituto a Varin, que lleva en el cargo desde junio de 2009.

Tampoco están contentos con el equipo directivo de la compañía, que por su parte no quiso hacer comentarios sobre las informaciones de 'La Tribune'.

Los accionistas históricos del fabricante están divididos sobre la pertinencia de la alianza con GM, ya que una parte de los miembros de la familia estiman que se trata de una empresa cuyos negocios en Europa son deficitarios de forma crónica y tiene unas capacidades industriales estructuralmente sobre-dimensionadas.

En esa misma línea, los productos de GM compiten directamente en Europa con los de PSA, que ha visto su situación deteriorarse por la fuerte caída de las ventas en el Viejo Continente, que se traduce en una menor entrada de dinero necesario para la renovación de la gama de vehículos.

'La Tribune' señaló que una eventual destitución de Varin, que llegó después de la decepcionante y polémica presidencia de Christian Streiff -que sólo estuvo dos años- podría ser interpretado como una señal de desconfianza hacia el socio estadounidense, que ahora tiene un 7 % de PSA.