La exención del Impuesto sobre Hidrocarburos impulsará el mercado de los carburantes alternativos

La autorización del Ministerio de Hacienda para liberar a los productores de carburantes ecológicos en España del Impuesto Espacial de Hidrocarburos ha abierto las puertas a la posibilidad de impulsar definitivamente el mercado de combustibles alternativos en el país.

Actualmente, España sólo cuenta con una planta de producción de bioetanol (alcohol etílico y metílico de procedencia vegetal), situada en Cartagena. Existen otras dos en distintas fases de proyecto y las previsiones del Gobierno apuntan a que, en el momento que funcionen las tres, se conseguirán 300.000 toneladas al año de este combustible, casi 500 millones de litros para ser mezclados con gasolina sin plomo, y reducir así tanto la emisión de CO2 a la atmósfera como la dependencia de la materia prima petrolífera.
Con la exención del IEH para este tipo de industria se facilita la construcción de las plantas, ya que por cada litro de gasolina sin plomo, carburante en el que se utiliza el bioetanol ecológico, se pagan 62 pesetas de impuestos; una cantidad que podría destinarse a la puesta en marcha de estas plantas. En otros países donde el proyecto ya ha sido puesto en marcha, el precio del combustible agrícola se ha reducido hasta en 30 pesetas.
La producción anual de la fábrica de Cartagena es de 80.000 toneladas de bioetanol, que se convierten en 100 millones de litros. Sus principales clientes son Repsol YPF y Cepsa, que aplican este combustible a la gasolina sin plomo.
Las otras dos plantas aún tardarán en ponerse en marcha. La primera se ubicará en la provincia de La Coruña, y se prevé una inversión de 14.000 millones de pesetas. El objetivo de producción se ha establecido en 100.000 toneladas al año. La fábrica restante estará situada en Castilla y León, y es el proyecto más ambicioso, con un volumen productivo de 180.000 toneladas al año, y un coste presupuestado en 18.000 millones de pesetas.
Además de los beneficios económicos por la reducción de la carga impositiva, la producción de bioetanol está siendo impulsada en España para reducir la contaminación atmosférica.

Los mejores vídeos