La DGT pone ‘‘cara’’ a las víctimas de tráfico

Sin nombres, pero con caras. La DGT ya aclaró que no iba a publicar la identidad de las personas que cometan un accidente, pero sí quiere que las víctimas no queden en el olvido. Se acabaron las frías estadísticas: los muertos en carretera se hacen oír.

La UE cree posible reducir a la mitad el número de muertes en carretera
La UE cree posible reducir a la mitad el número de muertes en carretera

En Francia ya se vive esta tendencia: los accidentes de tráfico son noticia de apertura –a diario- en todos los medios de comunicación. ¿Ocurrirá lo mismo en España? Según las últimas actuaciones de la DGT, todo parece indicar que sí. Tráfico ya anunció que quería “humanizar los accidentes". Sus declaraciones fueron malinterpretadas y se rumoreaba que lo que se pretendía era publicar el nombre de todos aquellos conductores que cometieran una infracción. Nada más lejos de la realidad. El nuevo director de la DGT, Pere Navarro, explicaba que no habría caza de brujas: sólo intentaban que se supiera qué hay detrás de cada accidente.
“Nunca es suficiente con decir que ha habido dos muertos o tres muertos, sino que detrás hay personas con nombre y apellidos y con un proyecto vital, que viven en un pueblo y que han visto segada su vida", aseguraba entonces. Ayer, uno de los días más conflictivos de todo el año, ya pudimos ver cómo es la nueva tendencia informativa de la DGT. Era San Juan, patrón de numerosas ciudades, día aprovechado por muchos para acudir a distintas fiestas populares. Empezaba el peligroso binomio: carretera-vacaciones. Y volvieron las estadísticas, pero esta vez intentaban responder a un por qué. Así, conocimos que 5 de las 13 personas que fallecieron ayer eran motoristas y 3 de los mismos no llevaban casco: un sevillano de 77 años a bordo de una vespino, un hombre de 66 años cuyo ciclomotor fue arrollado en Coria (Cáceres) y un joven de apenas 17 años que conducía una Aprilia.

La nueva campaña de Tráfico es una de las más crudas que se recuerda. Hemos investigado los métodos que utilizan para “llegar" a los conductores, hemos repasado los anuncios más polémicos de los últimos años y hemos hecho “zapping" por las televisiones de otros países.

No te pierdas nuestro reportaje.
La DGT toma un nuevo rumbo bajo la dirección de Pere Navarro. En su “puesta de largo", Navarro ya anunció que incrementarían la presencia de radares en nuestras carreteras. Es otra de sus medidas estrella para concienciar a la sociedad sobre los peligros de la velocidad. Sin embargo, muchos se cuestionan la eficacia de los radares. En el Reino Unido, la asociación de automovilistas Safe Speed se pregunta por qué las muertes en las carreteras siguen aumentando mientras las cámaras de velocidad “se han extendido como un virus". El presidente de este colectivo, Paul Smith, no duda que los radares salven vidas, pero también han cambiado las prioridades de seguridad de los conductores, “y no para mejor", puntúa. Según explica, se cambia el comportamiento de los conductores que pasan a estar más atentos de estos aparatos que de las auténticas medidas de seguridad. También en Francia se han percatado de esta situación, que sus sociólogos denominan “miedo al gendarme". Prevéntion Routière, una asociación implicada en la lucha contra la violencia vial, descubrió mediante una encuesta que el temor a ser multado funciona: el 60 por ciento de los encuestados reconocía que moderaba su velocidad debido a la mayor presencia de radares. Pero hay más: también cambia la cultura del tráfico. Según el presidente de la entidad, Jean Flory, “comienzan a verse convicciones": el 78 por ciento de los encuestados admite que la reducción en el ritmo observada durante los últimos dos años ha permitido rebajar el número de muertos y heridos. Bautizada como operación verbena, los dispositivos especiales de Tráfico y de su homólogo en Cataluña (el Servei de Tránsit) arrancaron el pasado día 23. Las fiestas de San Juan daban el pistoletazo de salida al verano y las carreteras lo notaron: especialmente las catalanas, donde se produjeron colapsos en los accesos a la costa. Este fin de semana se prevén numerosos desplazamientos. Las peores horas para ponerse en marcha, según la DGT, son las primeras horas de la tarde de hoy viernes, durante la mañana del sábado y desde las siete de la tarde del próximo domingo. Los Mossos d’Esquadra buscan a un automovilista que ayer causó un accidente múltiple y se dio a la fuga. Conducía un Seat Ibiza, de color rojo, que colisionó contra una moto y huyó provocando una colisión en cadena: murió una mujer, 10 personas resultaron heridas y 9 coches se vieron implicados.