La DGT hará unos 5.000 controles de alcoholemia a partir de este lunes en una campaña especial

La Dirección General de Tráfico, a través de las Jefaturas Provinciales, pone en marcha una campaña especial sobre el control de la tasa de alcoholemia, que se va a llevar a cabo desde este lunes y hasta el día 15.

El Sector de Tráfico de la Guardia Civil de Murcia efectuará en torno a los 5.000 controles de alcoholemia. Igualmente, se intensificarán los controles de conductores que desarrollen la conducción bajo los efectos de drogas.

Hasta el día de hoy se han adherido los Ayuntamientos de Molina de Segura, Alhama de Murcia, Cartagena, Bullas, Yecla y Lorca.

El alcohol está presente como factor concurrente o desencadenante en un tercio de los accidentes mortales y multiplica por 9 el riesgo de sufrir un accidente de circulación.

La ingesta de alcohol se percibe como la segunda causa de accidentes, por detrás del exceso de velocidad. Mientras que el consumo de drogas o de algunos medicamentos y, aún más, su mezcla con el alcohol, aumenta exponencialmente el riesgo de sufrir un accidente.

El artículo 65 de la Ley tipifica como infracción muy grave la conducción de vehículos habiendo ingerido bebidas alcohólicas con tasas superiores a las establecidas y, en todo caso, la conducción bajo los efectos de estupefacientes psicotrópicos y cualquier otra sustancia de efectos análogos.

También tipifica como infracción muy grave incumplir la obligación que todos los conductores tienen, de someterse a las pruebas de detección alcohólica. Para estas infracciones muy graves la Ley prevé la sanción de multa de 500 euros.

Para tasas superiores a 0,50 mg/l en aire espirado para conductores en general o superiores a 0,30 mg/l para conductores profesionales o noveles. Equivale para ambos a 6 puntos.

Para tasas superiores a 0,25 hasta 0,50 mg/l en aire espirado para conductores en general o tasas superiores a 0,15 hasta 0,30 mg/l para conductores profesionales o noveles, lo que son 4 puntos.

El incumplimiento de la obligación de someterse a las pruebas de alcoholemia supone la pérdida de 6 puntos.