La DGT espera 5 millones de desplazamientos en un puente de Mayo pasado por agua

La Dirección General de Tráfico (DGT) espera cinco millones de desplazamientos de largo recorrido en las carreteras españolas durante el próximo puente del 1 de mayo, festivo en ocho comunidades autónomas y que, según las previsiones, estará pasado por agua en la mayor parte de la Península.

Este año, al caer el 1 de mayo en domingo, algunas comunidades como Andalucía, Aragón, Asturias, Cantabria, Extremadura, Murcia y la Comunidad Valenciana han trasladado este festivo al lunes 2 de mayo, día que coincide además con la fiesta autonómica de la Comunidad de Madrid.

Tráfico prevé que los principales movimientos de vehículos se produzcan en los movimientos de salida desde las grandes ciudades, sobre todo del interior, hacia las zonas costeras del Mediterráneo y del sur de la Península, así como a zonas turísticas de montaña o segundas residencias.

Las horas más desfavorables para viajar serán entre las 16 y las 23 horas de mañana viernes 29 de abril y entre las 9 y las 14 horas del sábado, periodos en los que se prevé una circulación más intensa en las principales vías de la red de carreteras.

De regreso, los principales problemas se producirán el lunes por la tarde en las entradas de las grandes ciudades en aquellas comunidades en las que el día 2 de mayo haya sido festivo.

Para dar fluidez al tráfico, la DGT va a paralizar las obras en las carreteras, en especial en las autovías más antiguas que son las que habitualmente soportan más tráfico, y que durante la pasada Semana Santa sufrieron las retenciones más importantes.

De esta manera el Ministerio del Fomento ha ordenado que se retiren los desvíos, siempre que ello sea técnicamente viable y, en los casos que no sea posible, se reforzará la señalización, el balizamiento y las marcas viales.

No obstante, Tráfico ha elaborado itinerarios alternativos para los conductores que quieran evitar los tramos afectados por obras.

Los puntos más conflictivos por estos trabajos son la A-1, entre Segovia y Burgos; la A-2 en la provincia de Zaragoza desde La Almunia a La Muela; la A-3, desde Tarancón a la Almarcha (Cuenca); la A-4, entre Almuradiel (Ciudad Real) y Santa Elena (Jaén); y la AP-6 en la provincia de Segovia, desde San Rafael a Villacastín.

Durante estos tres días, la DGT ha preparado un dispositivo especial que cuenta con 10.000 agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil y más de 600 funcionarios y personal técnico especializado en labores de supervisión, regulación e información en los distintos centros de Gestión del Tráfico.