La DGT, ante una operación retorno ''light''

Termina el verano y los conductores vuelven a sus hogares, aunque de forma escalonada. Por si acaso, la DGT afirma estar preparada para garantizar la fluidez del tráfico.

La DGT, ante una operación retorno “light”
La DGT, ante una operación retorno “light”

Desde hace unos años, la vuelta de las vacaciones se ha venido realizando de una manera bastante escalonada y sin problemas circulatorios importantes. Esto mismo es lo que vaticina la Dirección General de Tráfico para el fin de este mes de agosto. El organismo público, aunque prevé que no se concentrará el regreso de los españoles a sus lugares de origen este 31 de agosto, sí tiene preparado un dispositivo especial, similar al que se pone en marcha con ocasión de los puentes festivos, en caso de que se detectaran problemas de fluidez circulatoria, algo que sí está previsto en determinadas carreteras nacionales. El operativo cuenta con la participación de los efectivos de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, que estarán de servicio junto al personal de la DGT, y contempla la instalación, en caso necesario, de carriles adicionales para aumentar la capacidad de circulación de las vías, principalmente en la salida y en la entrada de los grandes núcleos urbanos. Se restringirá, además, la circulación de vehículos de mercancías peligrosas, transportes especiales y la celebración de pruebas deportivas. Las obras en las carreteras que afecten al normal desarrollo de la circulación, a su vez, podrán ser suspendidas desde el 31 de agosto.Toda la información sobre retenciones y estado de la circulación que facilita la DGT puede obtenerse a través del teléfono 900 123 505, la página web de la DGT( www.dgt.es), el teletexto de TVE, Tele 5 y Antena 3 y desde el teléfono móvil.Desde el pasado viernes, la DGT ha detectado un número mayor de desplazamientos entre las zonas de descanso vacacional y las grandes ciudades. Esta tendencia se mantendrá hasta el domingo 4 de septiembre, día que puede ser conflictivo al coincidir con el retorno de los automóviles que se hayan desplazado el fin de semana.La DGT ofrece una serie de consejos para los conductores que afronten estos viajes de fin de vacaciones: - Los desplazamientos han de prepararse previamente, obteniendo información sobre el trayecto y revisando el vehículo.

- Durante el viaje se deben realizar descansos cada dos horas aproximadamente.

- Hay que ser estrictos en el cumplimiento de las normas de circulación.

- Hay que respetar la velocidad máxima permitida, pues, según la DGT, “las prisas pueden matar".

- El consumo de alcohol por los conductores es incompatible con la conducción.

- En cualquier desplazamiento, ya sea corto o largo, deben utilizarse los sistemas de seguridad adecuados: cinturón delante y en las plazas traseras, casco o sillas infantiles. Al mismo tiempo, el Comisariado Europeo del Automóvil (CEA) ha advertido de los peligros que suponen para el conductor el síndrome post-vacacional, que incluye un desajuste horario, seguido de un cambio en el ritmo diario, en las comidas y, sobre todo, en nuestra actividad social y relacional. Esto se une al regreso a un entorno de demandas y exigencias y a un ritmo que nos hace cambiar bruscamente nuestros hábitos de las últimas semanas. El síndrome post-vacacional puede provocar disminución en la atención, merma en la capacidad de decisión, alteración del sueño, aumento de la fatiga, alteración de la percepción, trastorno sensorial, ansiedad e irritabilidad y, en algún caso, tendencia al suicidio.